inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Alfonso Cadaval  
  entrevista de Pla Ventura [ 03/02/2017 ]  
ALFONSO CADAVAL: Otra rama del arte
Singular sí debe ser este muchacho llamado Alfonso Cadaval. Lo digo porque resulta curioso que, un hombre como él, hijo de padre famoso y artista, con un “dulce pasar” como dirían los andaluces, es alentador que el chico quiera ser torero; en realidad es un torero, puesto que, amén de lo que fue su formación con la novilladas sin caballos, ya el pasado año hizo una esperanzadora campaña como novillero.

Alfonso es un chico universitario de Sevilla que, por ser hijo del gran César Cadaval, un cómico por excelencia, podía haber elegido los pasos de su padre; pero no, libros al margen, lo que le ilusiona al chaval es ser torero. Ante situaciones como la de este chico, uno se pregunta si en realidad lo tendrá más fácil que cualquier chico anónimo que llegue a la torería. Difícil la respuesta pero, hasta sospecho que la fama de su señor padre quizás valga muy poco para que le den contratos al chico; en realidad, de ser así, más mérito en el haber de Alfonso Cadaval.

Es algo honroso por parte de este muchachito que, teniéndolo todo, sea capaz de jugarse la vida. Como decía, de haber emulado a su padre, ante todo, no se jugaría la vida, pero él sabrá las razones que le han abocado para elegir una profesión tan dura como grandiosa. Digamos que, en el pasado año, ante todo, ya tuvo lo que diríamos su temporada de rodaje en la que ya pisó algunas plazas importantes, consiguió algunos triunfos dignos de mención y, lo que es mejor, está ilusionadísimo ante el devenir de esta temporada que ya está dando sus primeros pasos.

Recordemos que un apellido famoso no garantiza nada. Ahí tenemos el caso de El Capea, hijo de un famosísimo diestro, de un hombre que tocó la gloria como nadie y, el hijo, Pedrito El Capea, no ha logrado por ser hijo de su padre apenas ningún atisbo de gloria; solo esfuerzos, muchos, pero sin apenas resultado alguno. Lo digo como ejemplo para que nadie pueda creer que, un apellido puede hacer un torero; por el contrario, un torero si puede engrandecer un apellido, ahí está el caso de Manzanares.

Como fuere y pese a todo, Alfonso Cadaval, sabedor de la realidad que se cierne en su derredor, no escatima esfuerzo alguno en buscar lo que él considera su sitio, la gloria como torero. Quiera Dios que los hados de la fortuna le busquen allí donde se encuentre para que logre lo que ahora son sueños.


Alfonso Cadaval y su sueño de triunfar en todas las plazas

-Eso digo yo, Alfonso, que podías haber sido cómico como tu padre y no te jugarías la vida que, en realidad, es lo más preciado que tenemos. ¿Por qué torero y no humorista?

No sabría darle una razón concreta, pero sí le digo que me visto de luces porque amo esta profesión; por supuesto que soy consciente del riesgo que asumo, como a su vez podría ganarme la vida una vez terminados mis estudios, pero me pudo más la vocación por ser torero que todo lo demás. Como usted sabe, no vengo del hambre que se solía decir antaño de los toreros; en casa vivimos dignamente gracias al arte de mi padre. Pero como quiera que existan cosas que no se pueden explicar, mi caso es una de ellas.

-¿Cómo calificarías tú la temporada pasada, la que empezaste  por aquello de ser torero?

Yo diría que tuve una temporada de rodaje que, para mi suerte, fue de menos a más. No tuve la suerte necesaria en Sevilla, pero pienso que dejé un grato sabor de boca; no era lo que yo pretendía que, como comprenderá, no era otra cosa que alzarme con el triunfo, pero luego vinieron tardes que me dejaron muy satisfecho como pudiera ser Albacete, Ronda, Algemesí y alguna más.


Ya de becerrista anhelaba ser un torero importante

-Dicen que, de tu actuación el pasado año en La Maestranza de Sevilla se te quedó una espinita dentro. Hombre, en honor a la verdad, todos los días no se triunfa. ¿Qué pasó?

A veces, los imponderables surgen sin que nadie les haya llamado y causan problemas que, sin duda, tiene que resolver el que está en la arena. Hubo un cambio de ganado y tuve que lidiar dos toros con los que no estaba anunciado y, quiérase o no, esas cosas afectan anímicamente. Yo quería triunfar como le dije, pero no pudo ser; tampoco voy a venirme abajo por no lograr un éxito determinado. De todos modos, creo que atisbé maneras y eso ha quedado allí como expectación para volver este año si Dios lo permite.

-Sospecho que, sentirte arropado por un matador de toros, Alberto de la Peña, eso debe de generarte mucha confianza, ¿verdad?

Toda la del mundo. Piense que estoy con Alberto desde que di mis primeros pasos en el toreo y él me ha ayudado, me ha corregido, me ha estimulado… me lo ha dado todo. Fíjese que hasta me atrevo a decirle que Alberto es como un segundo padre que yo tengo, que vela por mí, por mi carrera, como nadie lo haría en el mundo.

-Después de escucharte, Alfonso, deja que te diga una cosa, mañana cuando triunfes por lo grande, por favor, acuérdate de Alberto de la Peña. Y tú sabes porqué lo digo.

Le aseguro que, entre nosotros, si tuviera que haber una ruptura, sería porque él me habría dejado a mí, nunca yo a él.


Con Pablo Aguado y Rafael Serna en La Maestranza

-Dicen los que te han visto, Alfonso, que tienes un buen aire de torero; es decir, que muestras maneras muy bellas en tu profesión. Ese sentimiento por el toreo, ¿se enseña o se nace con él?

El sentimiento que usted dice puede que nazca con uno, pero más tarde viene la técnica, el oficio y demás triquiñuelas que hay que manejar como torero. En ello estoy, aprendiendo cada día una lección más junto a Alberto que, repito, es una persona maravillosa que se hace de querer, tanto por mí como por mi propio padre. Como le dije, cuando compruebas que ya eres dueño de tu técnica, de tal modo se pueden expresar mejor tus sentimientos, algo que voy mejorando cada día.

-La pregunta creo que es obligada. ¿Qué dice tu padre sobre tu carrera como torero?

Me respeta, me alienta, viene a verme; está ilusionadísimo, tanto como yo, a sabiendas de lo duro que es el oficio, de que me juego la vida y de todos los sinsabores que mi profesión puede traer.

-O sea que, el señor César Cadaval, que se ríe mucho, que nos hace reír a todos, en la plaza se ríe poco.

Así es. Nada que ver su profesión con su actitud como padre. Repito que le entiendo que me apoye como todo padre, pero de ahí a la carcajada hay un abismo; como usted sabe, el toreo es algo muy serio.


Alfonso sintiéndose en Sevilla

-Un torero novel como tú, el hecho de que haya salido en hombros de Ronda, la tierra de Pedro Romero, imagino que eso debe de dar mucha moral; no es que de ahí salieran más contratos pero, internamente imagino que estarías muy contento.

Mire usted, para uno que empieza todos los triunfos tienen un sabor especial; no sé si tendrán más o menos repercusión pero de que todo ayuda, puede afirmarlo; hoy consigues un triunfo que podrías pensar que no va a tener repercusión y, posiblemente, ese día, en la plaza, hay alguien con deseos de contratarte y si has triunfado, todo es más sencillo. Claro que sí, por Dios, verme en hombros en aquella memorable plaza, eso ilusiona a cualquiera.

-Por el tono de tu voz, Alfonso, hasta sospecho que estás deseoso por empezar la temporada. ¿Para cuándo entonces?

Todavía no hay nada decidido; todo está por hacer, pero de que estoy ilusionadísimo, puede usted decirlo. Confío mucho en la labor que viene desempeñando a mi lado Alberto que, como apoderado y como amigo me anima y me da fuerzas para superar toda adversidad que se interponga en nuestro camino. Tengo muchas ganas de que empiece a rodar la temporada e ir ganándome los contratos; llegarán los primeros para que yo me gane el resto, de eso que no le quepa duda alguna.

-¿Tuviste alguna vez la sensación que por el hecho de ser hijo de César Cadaval todo sería más sencillo?

Nunca. Yo siempre fui consciente de que todo me lo tenía que ganar yo. Con el arte que tiene mi padre, si fuese posible que él se pusiera delante del toro seguro que sería todo muy fácil, pero como eso no ocurrirá jamás, me cabe a mí el honor y el deber de resolver todo por mi cuenta.


Peprarándose donde Juan Pedro Domecq. Con él, su padre y Enrique Ponce

-¿Piensas que este año puedas acudir a Madrid por aquello de hacer tu presentación en Las Ventas?

Lo que se dice pensar, pienso mucho. Pero todo dependerá de cómo se desarrolle la temporada; piense usted que a Madrid no se puede ir de cualquier manera. Allí hay que acudir con un bagaje importante, cuando menos de solvencia técnica por aquello de saber resolver cualquier dilema que se presente. Como le digo, a medida que se vaya desarrollando la temporada haremos planes en uno u otro sentido. Pero sí, ilusiones, como le decía, las tengo todas, para Madrid y para cualquier plaza.

-Muchas gracias, amigo Alfonso. Que tengas toda la suerte del mundo, que la vida te sonría y que consigas todos los éxitos habidos y por haber, por el bien tuyo y el de la propia fiesta.

Fotos cedidas por el torero

  haznos tu página de inicio   
 
A LAS PUERTAS DE SEVILLA
EL MENSAJE QUE NOS DEJAN
CUANDO DECIDÍ MORIRME
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
A LAS PUERTAS DE SEVILLA
EL MENSAJE QUE NOS DEJAN
CUANDO DECIDÍ MORIRME
 
JOSÉ NELO 'MORENITO DE MARACAY': El color del arte
SAN ISIDRO 2017
ARLES, PASCUA 2017: ¡QUÉ VIVA FRANCIA!
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
JOSÉ NELO 'MORENITO DE MARACAY': El color del ...
SAN ISIDRO 2017
ARLES, PASCUA 2017: ¡QUÉ VIVA FRANCIA!
 
TORERO DE HISTORIA /
LOS TOREROS ACABAN CON LA FIESTA DE LOS TOROS /
MARÍA: ¡AMOR AL TORO BRAVO¡ /
Op. / Venezuela
Op. / México
Op. / Ecuador
TORERO DE HISTORIA
LOS TOREROS ACABAN CON LA FIESTA DE LOS TOROS
MARÍA: ¡AMOR AL TORO BRAVO¡
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.