inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Joselito Adame  
  entrevista de Pla Ventura [ 01/05/2017 ]  
JOSELITO ADAME: UN MEXICANO EJEMPLAR
Este año se cumplirán los primeros diez años como matador de toros de la primera figura mexicana, Joselito Adame, todo un referente para la torería azteca que, como él confiesa, pese a todo, su máxima ilusión es la de consolidarse en España, como él diría, en toda Europa. Aptitudes y condiciones las tiene todas y, la prueba no es otra que sus éxitos por todo México.

La maldición de España para con México es una constante. Me explico. Desde los años cuarenta en que triunfó por lo grande en nuestro país el gran Carlos Arruza, casi nadie ha podido revalidar su estatus de máxima figura del toreo mexicano entre nosotros. Casos como el de Manolo Martínez, primerísima figura del toreo durante muchos años en México, en España apenas le dejaron triunfar; así casos como el de Curro Rivera, Eloy Cavazos que, todos hicieron incursiones triunfales en nuestro país, pero nadie logró lo que se dice la rotundidad de ser catalogado como figura del toreo entre nosotros.

Como se demuestra, Joselito Adame quiere romper dicho maleficio, razón por la que se doctoró en Europa, concretamente en la plaza de Arles, confirmando más tarde en Madrid y, sin duda, derramando sangre y obteniendo triunfos en dicha plaza en varias ocasiones. Este hidrocálido admirable podría quedarse en México y, en su país, en calidad de lo que es, una importante figura del toreo, podría vivir a cuerpo de rey; pero le fascinan los retos difíciles, importantísimos, de ahí su tremendo énfasis en regresar a España año tras año con la ilusión de revalidar su título de figura del toreo, pero aquende.

Termina de triunfar en Sevilla, regreso de nuevo a México para actuar dos tardes en su tierra hidrocálida y, otra vez para España con la inmensa ilusión de que llegue la feria de Madrid en la que, como Joselito Adame confiesa, tiene que pasar algo grande. Y debe de pasar porque el muchacho es acreedor a todo lo bueno que el destino le depare, condiciones las tiene todas y, la prueba no es otra que sus inenarrables triunfos en México.


Joselito Adame espera todo de su paso por Madrid

-Diez años ya de lucha, matador y, todavía no ha logrado usted lo que en verdad sueña, ser reconocido a nivel de todas las ferias de España y Francia ¿verdad?

Pasito a paso, no hay prisa. Yo pienso que mi constancia al final tiene que tener premio; han sido ya muchos años como dices, muchos éxitos logrados, a falta de la consolidación total que debe de llegar en Madrid, lo que espero con verdadera ilusión.

-Termina de cortar otra oreja en Sevilla que, fíjese, hasta presagio que dicho triunfo muy poca gloria le aportará; no lo digo como demérito suyo, más bien, de cómo está el taurinismo.

Es cuestión de ir puntuando en todas las plazas del mundo; en unas servirá más que en otras, pero lo triunfos acumulados de cara a la estadística siempre son reconfortantes.


Aquí le vemos en Las Ventas toreando a derechas

-En el mundo de los toros, maestro, hay cosas muy curiosas, por no llamarlas extrañas. Yo se lo explico. Torea usted en todas las ferias de México junto a las grandes figuras españolas y, una vez en España, a dichos diestros ya no los ve usted ni en fotografía. ¿Es eso un contrasentido, una maldición, de qué se trata en definitiva?

Yo creo que es producto del sistema. Me explico. Las empresas mexicanas reclaman a las figuras de España para que los carteles queden como muy rematados junto a nosotros, los diestros que más toreamos en México. Esto es así. Ocurre que, en realidad, para nuestra desdicha, todavía los mexicanos no hemos logrado ese caché como para ser reclamados desde España.

-Y en esa lucha titánica está usted, para lograr ser reclamado entre nosotros ¿verdad?

En ello pongo todo mi esfuerzo cada temporada. Son ya muchos años haciendo temporada entre ustedes, logrando muchos triunfos, pero sin haber tenido todavía ese espaldarazo fuerte que solo puede darme Madrid; vamos, lo que le sucedió en su día al maestro Rincón que, como todo el mundo sabe, tras su apoteosis en Las Ventas ya fue imprescindible en todas las ferias y desde aquel preciso instante nadie le preguntaba si era colombiano, español, venezolano… Era un gran torero, lo pudo demostrar y logró su objetivo; esa es mi idea, la que trataré de que sea una realidad.

-Por cierto, me habla usted de Madrid y en dicha plaza ha logrado usted algunos triunfos muy significativos que, al parecer no han servido para nada. ¿Acaso no sirve el triunfo como le digo?

Tampoco seamos radicales. El triunfo siempre sirve porque quizás debido a las orejas que he cortado en Madrid se me ha contratado en otras muchas plazas; pero no solo Madrid, el torero tiene que triunfar todas las tardes, algo que yo siempre tengo como firme propósito en mi mente. Es verdad que todavía no he logrado el triunfo épico en Las Ventas como pueda ser una salida en hombros que, en definitiva, si me abriría todas las puertas.


El estatuario, un clásico en los inicios de faena del hidrocálido

-Hablo con usted aquí en España y, dada su trayectoria entre nosotros, me encuentro con un hombre que intenta arañar contratos a base de sangre, sudor, lágrimas; en definitiva, de un enorme sacrificio y, cierro los ojos, miro hacia allende y me encuentro con la primera figura del toreo mexicano.

Es un poco lo que decíamos antes; hasta creo que he tenido mucha más suerte en México puesto que, como se sabe, he triunfado repetidas veces en La México, un valor que me ha permitido actuar por todos los estados con el consiguiente éxito.

-¿No será que allí todo es más fácil, empezando por el toro?

No crea, en ningún sitio regalan nada; allí tengo compañeros que son grandes toreros y apenas les dan cancha; o sea que, si hablamos de injusticias posiblemente las encontremos en todas las partes del mundo; injusticias, mala suerte, no estar en el lugar adecuado en el momento justo; llamémoslo como queramos.

-Por cierto, puesto que hablamos de La México, no podemos obviar su gran gesta del pasado año al encerrarse con seis toros en la plaza más grande del mundo. ¿Necesitaba usted de dicha hazaña en su país en la que, como todo el mundo sabe, es usted una primerísima figura del toreo?

Son esos golpes de atención que todo torero debe de dar para que los demás te tengan en cuenta; lo hice con sumo gusto y, al igual lo haría en España si me lo propusieran; seis toros siempre es una gesta y si se trata de una plaza de enorme fuste como la Monumental de Insurgentes, como se comprenderá es siempre un orgullo triunfar en el coso capitalino.


Saliendo en hombros de La México, también una constante en sus actuaciones

-Si no recuerdo mal ha actuado usted este invierno en más de 35 corridas de toros en su país, un logro casi inalcanzable para muchos. Actuaciones, todas ellas, acompañadas por el éxito. ¿No debería ser ello aval suficiente para que una vez en España fuera usted reconocido como merece?

Y lo será, que no le quepa duda. El éxito siempre resplandece y, siendo yo el mismo, como antes comentábamos, si este año logro un gran triunfo en Madrid se solucionan todo lo que ahora consideramos como problemas o trabas a mi carrera. Ciertamente, estoy muy contento con todo lo que he logrado, pero mi ambición es todavía mayor; quiero más y, mi lucha no es otra que se me considere figura del toreo en Europa.

-¿Vendrán sus hermanos a España?

Por supuesto. Luís David se irá curtiendo en plazas de menor nivel para adaptarse al toro español e ir tomando experiencia para el próximo año, enfrentarse a compromisos mayores. Alejandro seguirá como novillero para ir placeándose y, poco a poco, quiera Dios que culmine sus ilusiones. En ello estamos todos, llenos de ilusión a la espera de consolidarnos por completo entre ustedes.

-Por cierto, ¿sabe usted quién es Morante? Y usted sabe por qué se lo pregunto, claro.

Está claro que es un muy difícil coincidir con el maestro aquí en España pero, en México hemos toreado varias tardes juntos; allí hemos tenido tardes triunfales en las que, por ejemplo en La México, sentí el honor de triunfar junto a Morante, algo que siempre me llena de orgullo. Pero no desesperemos que, como antes decía, sospecho que algún día coincidiremos en España y trataré de ganarle la pelea.


Brindando al Rey de España, eso quiere ser él en todo el mundo, el rey

-¿Cuánto valor se le ha escapado por el boquete de sus heridas?

Ninguno porque como todo el mundo sabe, ese es el peaje que tenemos que pagar lo toreros; mala cosa sería que un torero, por una cornada, se le escapara el valor; por supuesto que no se le podría considerar torero. Esta es una profesión que conlleva un altísimo riesgo y, no asumirlo sería tanto como optar por la retirada.

-Se cumple ahora, matador un año de la muerte del mexicano más singular que pude conocer, Rodolfo Rodríguez El Pana. ¿Cómo recuerda usted a su compatriota?

Con un cariño inmenso. El Maestro era genial en todos los sentidos, dentro y fuera de la plaza; en los ruedos un auténtico mago y, en la calle, una enciclopedia viviente. Tuve la suerte de torear varias veces con él, una de ellas en La México junto a Morante y, aquella tarde sufrí mucho porque el maestro no tuvo suerte, los toros que le cupieron en suerte fueron una auténtica desgracia; luego, eso sí, pudimos triunfar juntos en los estados. Yo diría que todo el toreo mexicano y sin duda el europeo, todos guardamos un recuerdo imborrable del gran Brujo de Apizaco porque lo suyo rayaba en la genialidad; fíjese que, la mayoría de los toreros, si nos compararan con El Pana todos seríamos un puro estereotipo; lo digo porque él era la genialidad personificada, un mago en toda la extensión de la palabra.

-Y en vida, matador, una víctima del sistema establecido puesto que, fíjese que, usted, como miles de personas, nos hemos partido el alma por El Pana y, lo que era su mayor ilusión, confirmar su alternativa en Madrid se le quedó pendiente.

Sin duda que resultó ser el cordero inmolado de la torería del mundo; menos mal que, para su fortuna, todavía tuvo la dicha de que en su “retirada” en La México, lograra aquel triunfo de apoteosis para que, durante unos años, Rodolfo pudiera saborear el éxito que el mundo le debía. Al final, amigo, respecto al maestro, hasta tuvo la “suerte” de que le matara un toro, algo que él confesaba muchas veces, su ilusión por morir en una plaza de toros; no fue así taxativamente, pero sí que entregó su alma a Dios como consecuencia de aquella cogida en Ciudad Lerdo.


Última oreja en Madrid, ahora quiere ocupar las dos manos con trofeos

-Muchas gracias por atendernos, Joselito Adame, que tenga usted muchos éxitos y, como hemos dicho, que logre usted ese gran triunfo que le falta en Madrid para que todo el mundo hable de usted como lo que es, un gran torero. México es el gran testigo en primer lugar de lo que digo. Claro que, España y Francia también saben de sus éxitos. Que Dios le bendiga.

Fotos: Muriel Feiner (la 4 de Nadlleli Bastida)

  haznos tu página de inicio   
 
EL FUTURO EXISTE
LA MEMORIA
HUELE A PODRIDO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
EL FUTURO EXISTE
LA MEMORIA
HUELE A PODRIDO
 
MORENITO DE ARANDA: Me marché muy contento de Burgos
LA PRESIDENCIA DE PAMPLONA
EL LOCO SUEÑO DE CERET
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
MORENITO DE ARANDA: Me marché muy contento de ...
LA PRESIDENCIA DE PAMPLONA
EL LOCO SUEÑO DE CERET
 
ESCUELAS TAURINAS EN ECUADOR /
EL FIELATO DE PAMPLONA /
NI POR POLITICA /
Op. / Ecuador
Op. / España
Op. / Venezuela
ESCUELAS TAURINAS EN ECUADOR
EL FIELATO DE PAMPLONA
NI POR POLITICA
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.