inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Pepe Moral  
  entrevista de Pla Ventura [ 20/05/2017 ]  
PEPE MORAL: TRIUNFO LEGÍTIMO ANTE LOS MIURAS
Resulta saludable ver que, por ejemplo, Pepe Moral, ha salido en hombros junto a El Juli, Perera y otros compañeros destacados del escalafón, justamente, lo que nos hace sospechar que no estamos hablando de ningún gracioso, más bien, de un gran hombre que aspira a ser un gran torero. Varias fueron las actuaciones de Pepe Moral en la pasada temporada que, de forma especial en Francia, supo conquistar a la afición y, como digo, en una de las tardes junto a las grandes figuras del toreo de España. No son malas señas de identidad las del matador palaciego.

Claro que, la sensación de la pasada feria de Sevilla tenía nombre y apellidos, al margen de todo lo que llevó a cabo Antonio Ferrera que, como se sabe, eclipsó a casi todos; digamos que dejó un hueco en el corazón de los aficionados para que éste lo acaparara Pepe Moral, el torero de Los Palacios que, lidiando la corrida de Miura obtuvo un triunfo sin precedentes.

Cualquier aficionado que haya visto torear a Pepe Moral puede dar fe de todo lo que digo y, de forma concreta, de las palabras que un día me dijera el maestro Manolo Cortés cuando le apoderó: “Qué buen torero es Pepe Moral, al que los empresarios deberían de atender por la calidad de su arte” Y tenía toda la razón el maestro en gloria esté, pero que en vida era catador de grandes toreros. Pepe Moral, como sucedió, no desmereció para nada las apreciaciones del que fuera en su día su apoderado y mentor, precisamente en la última corrida de la feria de Sevilla con los toros de Zahariche, en la que se erigió como el gran triunfador de la tarde y, sin duda, uno de los destacados de la feria.


Pepe Motal irradia felicidad tras su triunfo de Sevilla con los miuras

-Tras analizar tu trayectoria en los últimos tres años, Pepe, por ejemplo en Sevilla, tu carrera ha sido jalonada, llena de éxitos en La Maestranza y, como se demostró, al final, en este ciclo, el premio que te dieron resultó cicatero, al menos a mi modo de ver. ¿Qué tienes que decir al respecto?

Ante todo que me siento muy contento de todo lo que has apuntado en que, como bien sentencias, he sido triunfador en Sevilla en los últimos años, concretamente hace tres temporadas me declararon el triunfador de la temporada.  Dices que me dieron un premio cicatero; es posible que así fuera, pero como no era mi decisión, no me queda otra opción que aceptar, además de muy gustoso. Nosotros, los toreros, tenemos una máxima que dice que la peor corrida es la que no se torea, nada más cierto.

-Si me apuras, pese a tus éxitos, yo creo que la empresa quería quitarse de encima a tres desesperados y, la mejor forma de hacerlo no era otra que daros la corrida de Miura. ¿Estoy en lo cierto?

Humildemente, no creo que eso fuera  así. Con no habernos contratado como ha sucedido con otros compañeros, ya estábamos fuera. Quiero pensar y así debe ser, que nos contrataron porque la empresa creyó en nosotros.


Nada dejó por hacer en esa tarde sevillana

-Tú, amigo Pepe, has triunfado con distintas ganaderías pero, la de Miura era la primera vez que la lidiabas. ¿Qué sensaciones tenías antes del festejo?

Es una sensación extraña, digamos que tienes que buscar una motivación especial pero, tampoco nada del otro mundo porque, como sabemos, Miura ha cumplido este año su 175 aniversario y, ya puedes darte una idea la de diestros que han lidiado sus toros. Siendo así, yo no tenía que ser nada especial y mucho menos excepción alguna.  ¡Eran los miuras, bienvenidos sean! Me dije para mí mismo.

-Con la salvedad de que, según tengo entendido, tu amigo Manolo Escribano te animó mucho para que torearas puesto que, el diestro de Gerena tenía motivos más que suficientes como para creer en ese hierro. ¿Qué te dijo Manolo?

Que la toreara, sin poner la menor pega. Son unos toros muy característicos, pero no dejan de ser toros de lidia. Como dices, Manolo tenía argumentos como para animarme puesto que él, en aquella tarde en la que estaba excluido de la feria y le ofrecieron la sustitución de El Juli herido, no lo dudó un instante y, ya viste, aquel miura le catapultó hasta el lugar que ahora ocupa.

-Y al final, como todo el mundo pudo ver, el éxito no pudo ser mayor; bueno sí, tenías la Puerta de Príncipe casi descerrajada pero la espada cayó un tantito abajo. ¿Crees que si dicha situación cae en manos de una figura el trato hubiera sido otro respecto al que a ti te dieron que, si me apuras, creo que se obró con justicia, al margen de lo que dijeran los aficionados y lo que sentía tu corazón?

Es imposible saber y hacer conjeturas al respecto no sirve de nada. La realidad es la que tuve, la que me hace sentirme muy orgulloso y feliz. No puedo negarte que hubiera sido maravilloso; pude haber sido el gran triunfador de la feria pero, no le demos más vueltas. Cortar dos orejas a los miuras, que se me pidiera la tercera oreja con tanta fuerza y, lo que es mejor, haberme sentido torero frente a dichos toros, mi éxito no puede ser mayor.


Aquí vemos al de Los Palacios con la diestra

-Ahora, Pepe, tras tu gran triunfo, eres pasto de la prensa, de los aficionados, de mucha gente que querrá saborear contigo, incluso con buena voluntad, lo que ha sido tu éxito tan legítimo pero, ¿han llamado ya muchas empresas?

Si te digo la verdad han llamado varias empresas interesándose por mi contratación; de momento tengo firmado Ceret con los Miuras, no es mal plato. Estoy convencido de que este triunfo tiene que valer, no puede ser de otro modo.

-La verdad es que analizo tu carrera y se me ponen los pelos de punta; es decir, has de tener una paciencia franciscana a prueba de toda bomba. Lo tuyo es digno de estudio; triunfas, vuelvas a triunfar y, como ha sucedido este año, te dejan fuera de la feria de Dax en la que el pasado año triunfaste por partida doble.

Es triste, pero no ha podido ser. Me dijeron en la empresa que tenían muchos compromisos y que tenía que quedarme fuera. Hay que seguir esperando. Claro que, como me ocurriera en Sevilla, tengo que aprovechar todas las oportunidades a poco que me ayude un toro; nada dejaré por hacer y, como digo, lo de Sevilla lo quiero extrapolar a Ceret y a todas las plazas donde se me contrate.

-Y no hablemos de Madrid que, hace dos años cortaste una oreja en el mes de agosto tras una faena épica; el pasado año, otra vez en agosto, pusiste a cavilar a la crítica con aquel ramillete de verónicas de ensueño, las que te vitorearon con fuerza en Las Ventas y, el pago, quedarte ausente de los carteles de Madrid en lo que a su feria se refiere. Dicen que el toro pone a cada cual en su lugar pero, lo tuyo, Pepe, eso me suena a la injusticia más grande del mundo.

No olvidemos que las injusticias se han dado siempre en la fiesta de los toros; o quizás se nos han impuesto a los que menos suerte hemos tenido. No queda otra opción que resignarnos y esperar a que cambie el signo de mi suerte.


O manejándose al natural

-Pese a todo, si no recuerdo mal el pasado año sumaste nueve corridas de toros en plazas de importancia, una cifra que ya la firmarían algunos de tus compañeros. Quiero pensar que tu aval sevillano, el que llevas debajo del brazo servirá para que los empresarios te otorguen el sitio que mereces, en el peor de los casos, el que te has ganado con tus éxitos.

Con esa ilusión vivo y entreno cada día como si tuviera firmadas cuarenta corridas de toros; aquí o se tiene toda la ilusión del mundo por lograr la meta o sería imposible estar.

-El pasado año saliste en hombros, creo que en Dax con El Juli ¿Fue aquello un espejismo o se repetirá este año?

Fue una realidad sustentada con mis éxitos, algo que le pido a Dios que se pueda repetir este año, si cabe, con más asiduidad. –Sonríe Pepe Moral-

-Estás a punto de ser padre y, como sabes, siempre se ha dicho que un niño siempre llega al mundo con un pan debajo del brazo. ¿Crees que será así y que ese niño, la metáfora del pan se dará en contratos para su padre?

Esa es la idea, hombre. –Vuelve a sonreír el matador- Estoy contento, feliz, dichoso por muchas razones; por la paternidad, por mis triunfos, solo me resta poder torear lo que yo deseo para que a mi niño y a mi mujer que no les falta de nada.


A hombros con El Juli en Dax

-Aunque estés fuera de la feria de San Isidro, Pepe, con tu aval sevillano imagino que tocarás la puerta de Madrid para que te atienda el señor Casas que, como quiera que es un innovador muy especial, tu nombre y tu triunfo, seguro que le podrá encajar en festejos fuera de la feria o si me apuras, para la próxima feria de Otoño. Las puertas hay que tocarlas ¿verdad?

Sin duda alguna. Nada dejaré por hacer y, como dices, al señor Casas le mostraré mis ilusiones y, como él sabe, lo que han sido mis triunfos del pasado año, amén de la gloria que este año coseché en Sevilla.

-Te aseguro que, de todos los toreros que he conocido y tratado, tú eres el hombre con más fuerza interior que he conocido y, como sabes, la fuerza interior es algo que llevan implícito en su corazón todos los toreros. Yo te explico. Normalmente, cuando un torero no logra el triunfo esa circunstancia es la que le impide volver a llamar a la misma puerta, cosa casi que lógica; pero que un torero triunfe y no le permitan repetir en la plaza de sus triunfos, caso tuyo de Dax como antes decíamos, para soportar eso hay que tener un corazón gigante, una fuerza desmesurada que nada tiene que ver con el estereotipo de las gentes de este mundo. ¿Cómo se combate todo eso?

Con esperanza; sabedor de que tengo condiciones para ser torero como he demostrado en muchas ocasiones, me queda la esperanza de ser comprendido como le sucedió en su día a Manolo Escribano, mi amigo, que llegó a la desesperada a Sevilla y, tras aquel triunfo, pese a las horribles cornadas que ha sufrido, es ahora un torero reconocido en España, Francia y América. Es cierto que a uno nos cuesta más que a otros conseguir el triunfo, mejor digamos que el reconocimiento a nivel empresarial, pero me cabe la certeza de que mi momento llegará; ahora, fíjate, tras lo de Sevilla, emulando un poco a Manolo, creo que estoy en el sendero adecuado para que empiecen a reconocerme.


Pepe Moral toreando con la diestra aquella tarde de Dax

-Gracias, Pepe Moral. Tu triunfo en Sevilla nos ha emocionado a todos y, deseamos que esa emoción cale muy pronto en el sentir de los empresarios para que decidan contratarte puesto que, como tu palmarés indica, jamás tarde alguna dejaste nada por hacer y, lo que es mejor, casi siempre alcanzaste el triunfo. Te dejo como empezaba, recordando la frase que me dijera el maestro Manolo Cortés: “Qué buen torero es Pepe Moral”. Lo dijo el maestro y, sin duda, tras verte en La Maestranza lo repetimos todos, qué buen torero eres, amigo. Mucha suerte y que Dios te bendiga.

Fotos: Muriel Feiner y William Lucas

  haznos tu página de inicio   
 
PREPARADOS PARA BILBAO
A LA BALEAR…
INTRUSOS EN MADRID
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
PREPARADOS PARA BILBAO
A LA BALEAR…
INTRUSOS EN MADRID
 
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
AZPEITIA: Un lugar donde ir a ver toros
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
AZPEITIA: Un lugar donde ir a ver toros
 
ENEMIGOS EN EL MUNDO DEL TORO BRAVO /
ARREO TOVAR /
EL QUE NO CONOCE A DIOS… /
Op. / Ecuador
Op. / Venezuela
Op. / México
ENEMIGOS EN EL MUNDO DEL TORO BRAVO
ARREO TOVAR
EL QUE NO CONOCE A DIOS…
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.