inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Andrés Palacios  
  entrevista de Pla Ventura [ 27/06/2017 ]  
ANDRÉS PALACIOS: Mi máxima ilusión es poder torear en Albacete
Le reconocí al instante. Estaba como espectador en las corridas de Alicante y, casualmente, coincidimos en la localidad. Se llama Andrés Palacios, es de Albacete y, justamente en su plaza, días pasados, en el llamado Festival del Cotolengo, toreó un toro a placer el citado Andrés Palacios.

El torero manchego es uno más de los muchos que, sabedores de su valía, tienen que seguir en la brecha, en el duro camino que es y suponer ser torero. Años de ostracismo cual desierto sin agua es el que ha tenido que atravesar Palacios que, ilusionado como nunca tras la faena que le devolvió sus convicciones, nos habla de su inmediato futuro, no sin antes rememorar su pasado.

Todos los toreros tienen un motivo para ilusionarse y, Palacios no podía ser una excepción; son datos estadísticos que, hasta la fecha no han servido de nada, pero nadie puede negarle al torero que nos compite que, por ejemplo, en las dos últimas actuaciones que tuvo, tanto en Madrid como en Albacete, en ambas corridas cortó una oreja de peso. Ni en una plaza ni en la otra le han vuelto a poner, algo que espera el muchacho que ocurra este año, primero en Albacete y, seguidamente, en alguna corrida agosteña en Madrid.

El festival que aludimos, sin duda alguna, le ha llenado por completo a Palacios que, como decimos, está tocando los resortes adecuados para que le escuchen puesto que, su faena, como pudimos ver en dicho festival, fue pura antología del arte.


Andrés Palacios, un matador de toros plenamente vigente

-Varios años, Andrés, toreando algún que otro festival y ninguna corrida de toros. ¿Cómo se alimenta un artista del toreo sin tener oportunidades para demostrarlo?

En mi caso, amigo, creo que trabaja más el espíritu que el propio cuerpo. Son varios años sin apenas torear; a lo sumo, algún que otro festivalito como puesta a punto pero, en serio, apenas nada. Te cuento que este parón tan forzoso me ha hecho madurar como torero y como hombre; quizás todo sea por mi bien, pero lo que sí es muy cierto es que me encuentro con ilusiones que otras veces no tenía.

-Adivino, amigo, que  mucho ha tenido que ver en tu carrera y en tu vida la faena en el festival del Cotolengo. ¿Estoy en lo cierto?

Sin duda alguna. Me probé en dicho festival, me cupo en suerte un buen toro y creo que lo aproveché de forma sensacional; la prensa de Albacete sigue hablando de mi faena, -y el torero nos muestra las páginas del diario de su ciudad en el que ponderan su faena- la que tanto me ha ilusionado y por la que he recobrado fuerzas para pedirle a la empresa mi inclusión en mi feria. No es ninguna broma lo que pido; me siento responsable y, ante todo, capaz.


El torero albaceteño en el festival

-Atónito miraba Andrés Palacios el juego de los toros de El Juli en Alicante a lo que no pude contenerme. ¿Qué harías tú con un animal tan noble como los que estamos viendo lidiar esta tarde?

Creo que me sentiría el más feliz de los mortales porque, fíjate, los toreros, a lo que siempre aspiramos es que nos toque en el sorteo un ejemplar como los que hoy se han lidiado en Alicante; eso sería como tocar el cielo con mis manos.

-Ese es el sueño de todos, Andrés pero, la gran verdad no es otra que, al perro flaco todo se le vuelen pulgas, en tu caso como en el de otros muchos compañeros, toros ilidiables. Maldita contradicción ¿verdad?

Los de abajo no podemos exigir. Imagina que, como le dije a la empresa de Albacete, mi pueblo, que quiero torear sin importarme para nada la corrida en la que me pongan; no hay peor fracaso que no intentarlo, ni peor corrida que la que no se torea. Pero sí, como decías, me siento preparado para que me salga un bombón como los que hoy hemos visto y poder dar la talla como el primero.


Andrés Palacios como un espectador más en Alicante

-Mientras estábamos en plaza, Andrés, lanzabas un piropo hacia el que fuera tu padrino de alternativa, algo que me contabas con orgullo inusitado. Hablamos, claro, de Antonio Ferrera.

Me cupo el honor de ser doctorado por Antonio cuando, como se sabe, era muy criticado por la prensa por aquello de las carreras que se le imputaban y, para su dicha y la de todo el toreo, Ferrera se ha convertido en un referente del clasicismo en el toreo; Madrid y Sevilla, con la responsabilidad que ambas plazas conllevan y con el toro como bandera y norte, Antonio se ha erigido un artista inigualable, algo que me hace muy feliz como aficionado y, ante todo, por saberme doctor en tauromaquia de sus manos y sentidos.

-Háblame de Perú, Andrés.

Allí he incursionado en algunas ocasiones, entre ellas el pasado año y, te aseguro que cuantos allí vamos no somos sospechosos de no tener afición, más bien, todo lo contrario. En Perú la dureza es brutal, pero en todos los órdenes. Exagerando la nota, hasta te diría que el menor peligro está dentro de las plazas de toros. Lo he dicho como metáfora puesto que, si duda, torear por allí es todo un riesgo altísimo; pero lo es mucho más los viajes de una ciudad a otra puesto que los trayectos son muy largos y en cualquier lugar acecha el peligro de que te asalten y te quiten todo lo que llevas encima. Pero fíjate, pobrecitos, nos les culpo; es más, yo diría que les entiendo. Carecen de tantas cosas que, ver la grandeza de un torero, por muy humilde que sea, para ellos es todo un mundo grandilocuente, algo que le es escapa de sus anhelos, razón por la cual quieren quedarse con algo de recuerdo sin saber el daño que pueden hacer al protagonista en cuestión.


Una trinchera que dice mucho de las formas del torero

-En los toros, amigo Palacios, se muere de verdad. Desdichadamente el último referente que tenemos es Iván Fandiño. ¿Qué siente un torero cuando muere un compañero en la plaza?

Ante todo una rabia incontenida porque uno nunca llega a pensar que un torero pueda morir en manos de las astas de un toro y, lamentablemente eso sucede. Luego, te entra una pena infinita, una desolación que, de repente, tiene uno ganas de irse del toreo para siempre. Claro que, al día siguiente, recapacitas y entiendes que nuestra profesión es así. Si nos viniéramos abajo los toreros cuando muere un compañero, la fiesta hace años que no existiría. Y así en cualquier profesión. Imagina por, ejemplo en la Fórmula 1 la de hombres que han dejado su vida en los circuitos y, las carreras se celebran todos los domingos.


-Imagino, por todo cuanto me has contado, que estás poseído por una fuerza desmedida que no te ha logrado derrumbar como torero teniendo, como sabes, motivos para ello. Recordemos que, en la última tarde en la que actuaste en Madrid cortaste una oreja; en Albacete ocurrió otro tanto de lo mismo y, de repente, hasta parece que se cerraron dichas plazas para siempre al respecto de tu persona. ¿Existe un antídoto para combatir dichas injusticias?

No existe, pero uno se lo tiene que inventar. De cobardes no se ha escrito nada. Fandiño solía decir que buscaba un camino pero que, de no encontrarlo se lo inventaría. Y creo que la máxima del torero de Orduña en gloria esté, nos puede valer a muchos toreros. Si aquellos momentos de derrota yo hubiera sucumbido, ahora no estaríamos hablando de toros para vuestro medio.


Palacios toreando al natural

-Como sabes, en el toreo, respecto a vosotros, los profesionales, por aquello de seguir dentro de las plazas de toros hay varias salidas. Ahí tienes a Iván García, el que hemos visto esta tarde, que se ha convertido en el número uno de los subalternos en un abrir y cerrar de ojos. ¿No te subyugó nunca la idea de retroceder para avanzar, en este caso como banderillero?

No. Nunca. Es más, antes me alejaría del mundo de los toros con todo mi respeto para Iván García y todos cuantos han sido capaces de hacerse banderilleros por aquello de seguir en la profesión. Sin desdeñar a nadie, me siento capaz para lograr el triunfo como matador de toros; es más, lo he conseguido muchas veces, por tanto, ¿por qué no ahora? A poco que me ayuden y me den unas pocas oportunidades, como me medio embista un toro demostraré que lo del festival no era casualidad.

-Me sorprende, Andrés, que no existe resquemor en tu ser al respecto del mundo de los toros. Y tienes motivos para ello. Barrunto que, en tu persona hay algo muy especial que no conocemos pero que te proporciona paz. ¿De qué se trata si se puede confesar?

Está clarísimo. Aunque no triunfe como torero mi vida está resuelta con un negocio que tengo, de ahí la paz de la que tú antes mencionabas. Está claro que, como hablamos, quiero triunfar como torero pero a su vez, el negocio del que te hablo me impide mendigar nada a nadie; quiero triunfar por mi valía y, de no conseguirlo, mi vida está resuelta con el trabajo.


Los triunfos han de servir de algo. Pronto habrá que verle en Albacete y Madrid

-Ha sido una alegría muy grande encontrarte por mi tierra alicantina, por compartir una jornada taurina en calidad de aficionados y, ante todo por haberme permitido conversar contigo para que me contaras tus ilusiones como torero. Muchas gracias, que se cumplan tus ilusiones y que Dios te siga bendiciendo.

Fotos cedidas por el matador, excepto la 1 

  haznos tu página de inicio   
 
PREPARADOS PARA BILBAO
A LA BALEAR…
INTRUSOS EN MADRID
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
PREPARADOS PARA BILBAO
A LA BALEAR…
INTRUSOS EN MADRID
 
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
AZPEITIA: Un lugar donde ir a ver toros
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
SEBASTIÁN RITTER: SU FE MUEVE MONTAÑAS
LA MARCHA DE MORANTE
AZPEITIA: Un lugar donde ir a ver toros
 
ENEMIGOS EN EL MUNDO DEL TORO BRAVO /
ARREO TOVAR /
EL QUE NO CONOCE A DIOS… /
Op. / Ecuador
Op. / Venezuela
Op. / México
ENEMIGOS EN EL MUNDO DEL TORO BRAVO
ARREO TOVAR
EL QUE NO CONOCE A DIOS…
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.