inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

David de Miranda  
  entrevista de Pla Ventura [ 20/09/2017 ]  
DAVID DE MIRANDA: ¡FELIZ ANIVERSARIO!
Así se lo exclamé al diestro David de Miranda, feliz aniversario puesto que, cuando hablé con él, 13 de septiembre, era el cumpleaños del diestro; sus primeros veinticuatro años, es decir, apenas llegando a la vida. Pero mi felicitación era mucho más profunda porque, en realidad, como todos sabemos, nadie puede precisar si David de Miranda ha cumplido veinticuatro años o, a lo sumo, un par de semanas desde que “naciera” en Toro, en la provincia de Zamora.

Sí, porque como recordamos, la cogida que el diestro onubense sufriera en dicha plaza resultó de las más dramáticas que hemos presenciado en los últimos años; la última, de idénticas características es la que llevó a Rodolfo Rodríguez ‘El Pana’ a la tumba el pasado año en Ciudad Lerdo, por tierras mexicanas. Las imágenes de la cogida de David fueron dramáticas para los que hemos visto el video al respecto; los que lo presenciaron en directo todavía siguen consternados porque la imagen del diestro en el suelo presagiaba lo peor; no era un diestro que toreaba, algo que segundos antes así lo estaba haciendo y, como nos dijeron, como los propios ángeles; pero el toro le lanzó al aire y, al caer, David de Miranda quedó como un muñeco roto por el destino.

Aquella tarde, sin lugar a dudas, estaba Dios en los tendidos de dicha plaza porque, ni los médicos se explican cómo pudo salvar la vida primero y, acto seguido, que las lesiones que sufriera no tuvieran las connotaciones que se presagiaban vista la caída y, acto seguido tras la exploración que le hicieron los médicos que, para su fortuna, una vez operado de la lesión de vértebras sufrida, la caída no dañó la columna vertebral que, en principio, era el temor que sentían los médicos. En aquella amarga tarde pudo haber pasado de todo; desde haber muerto, haber quedado parapléjico, salvando la vida, pero inútil para la profesión y la vida. Repito que, estaba de Dios, porque allí estaba como “espectador” para salvar al torero y, lo que es mejor, al hombre. David de Miranda pasó el amargo trago, sabe que podrá volver a torear y, sin duda, volver a vivir que es su máxima ilusión.

Una pena, como el diestro sentencia, que su nombre haya salido a la palestra en todos los medios de comunicación debido a una desgracia; claro que, a su vez, David de Miranda sabe que, pese a todo, que los ojos del “mundo” reparen en él no es tarea baladí porque, todos, sin distinción, al tirar de hemeroteca comprobarán que se trata de un diestro muy válido capaz de luchar contra la vida y contra los elementos que le rodean, todo con la finalidad de ser torero, sin duda, la profesión más hermosa del mundo.
Hasta que cayera herido en Toro, David de Miranda bordó el toreo en distintas plazas, ente ellas, El Puerto de Santa María, Huelva y otros cosos, pero siempre bajo el denominador común del arte, el buen gusto y, en definitiva, de la torería y empaque natural de un diestro con un gusto exquisito para el toreo.


Un torero que vive... para triunfar

-Tras haber vuelto a la “vida” David de Miranda se encuentra en su domicilio reponiéndose de la delicada lesión que aquel maldito toro le produjera. ¿Cómo te encuentras, matador?

Bien, dentro de un orden. Lo explico. Tras la gravísima lesión que tuve en Toro como muy bien has comentado, tras salvar la vida, soy consciente de que me espera una lenta recuperación pero, con la bendición divina, dentro de todos los males podemos seguir contándolo y, como sucede ahora mismo, conversamos al respecto.

-¿Fuiste consciente, en el momento, de la gravedad que revestía tu lesión?

Me enteré en el hospital puesto que caí y quedé desvanecido, pero lo último que recuerdo es que el toro me echó mano, me lanzó por los aires y es lo último que recuerdo. Luego, claro, cuando me explicaron cómo se había desarrollado todo, por momentos, sentí pánico, no podía ser de otro modo.

-Imagino, David, todo lo que pasaría por tu mente en aquellos momentos. No quiero ni pensarlo.

Por un instante, el drama casi que lo tenía servido. Menos mal que, tras la intervención que me hicieron los doctores, dentro de la gravedad certificaban que no había ninguna lesión irreversible, algo que me llenó de gozo.


Dura caída de David de Miranda tras la voltereta

-Decía yo en el enunciado de estas líneas que Dios estaba aquella tarde de espectador en Toro, ¿verdad?

Sin lugar a dudas. Tras haberme operado, una vez en casa, me comentaron que mi caída en la arena tras haberme lanzado el toro al aire, fue como la que sufrió el maestro El Pana, en México, una lesión que le dejó postrado durante un mes pero que, irremediablemente, entregó su alma a Dios. Por tanto, tras superar una lesión de vértebras tan grave, verme en casa y en proceso de recuperación ya es todo un milagro.

-De momento sigues sentado en la silla de ruedas, llevas el collarín, apenas puedes hacer movimientos bruscos pero, todo marcha de forma favorable. ¿Qué dicen los médicos al respecto de tu reaparición?

Es una lesión que requiere mucha paciencia por mi parte; quedaré bien, pero la recuperación como decíamos será muy laboriosa. Como entenderás, ánimo lo tengo todo, ilusión por volver al máximo, por tanto, haré el esfuerzo que corresponda con tal de quedar totalmente recuperado porque, como entenderás, mi máxima ilusión en este momento es volver a torear. En lesiones como la mía, puede más la voluntad, la quimera por volver a enfundar el vestido de luces que la propia medicina. Serán duras sesiones de terapia las que me esperan; de toda índole, pero para eso ya estoy preparado. Lo que quiero es que pasen los meses y, si Dios quiere, tras el invierno, en el próximo año empezar cuanto antes.

-Hasta que sufriste el percance, si no recuerdo mal, llevabas siete corridas de toros con importantes éxitos conseguidos. Se me antoja un pobre balance para un torero de tu categoría artística.

Puede que sea así, pero yo estaba muy contento; los triunfos me habían dado mucha moral, especialmente el que logré en mi tierra, Huelva, la plaza que siempre me apoyó y me consintió. Yo sabía que mi carrera discurriría lentamente, eso no me ha sorprendido. Somos muchos los compañeros y, por ejemplo, en los pueblos, los ayuntamientos que ayudan a la fiesta en ocasiones piden nombres más “sonoros” o consagrados, como quieras llamarles. Yo soy un muchacho que empieza, sin nombre, solo con mi hatillo de ilusiones, de ahí la dureza que entraña esta maravillosa profesión.


Dramáticos momentos se vivieron en Toro

-Tuviste una fulgurante y maciza carrera como novillero para llegar a la alternativa con todos los honores; es decir, si no recuerdo mal tuviste una de las alternativas más sonoras de los últimos años. José Tomás como padrino y López Simón como testigo, vamos, la flor y nata de la torería mundial. Todos sospechábamos que, tras aquel inenarrable éxito en tu entrañable tierra en las colombinas del año pasado, tu carrera tomaría vuelo de inmediato y, ahí nos equivocamos todos los que así lo presagiábamos. ¿Qué pasó?

Un poco lo que antes comentábamos; yo no tenía apoyo alguno salvo mi arte y mi capacidad como torero; mi apoderado luchó con denuedo, algo que sigue haciendo cada día pero, reconozco que los puestos son pocos y muchos los que aspiramos a cubrirlos. Pero es algo que yo sabía; nada nuevo me he encontrado.

-Tienes razón pero, por favor, me pongo en tu caso y creo que me hubiera entrado la desesperación. Triunfar por lo grande y apenas tener más contratos, eso creo que hunde en la miseria a cualquiera.

Menos a mí, como se ha comprobado. Esta es una carrera lenta y, triunfar por lo grande y estar arriba es todo un milagro, algo que sucede, pero muy a la larga. La mayoría de los compañeros que se visten de luces saben de ingratitudes tanto o más que yo. Aquí no regalan nada, todo se lo tiene que ganar uno a base de sangre sudor y lágrimas, yo soy un ejemplo de lo que digo; pero no soy solo, habemos infinidad de compañeros en idéntica situación. ¿Qué hacer? Revestirse uno con infinita paciencia, entrenar todos los días y, como me ha sucedido a mí, aprovechar al máximo todos los contratos que se obtengan para, poquito a poco, ir escalando posiciones.

-Tras escucharte tengo la sensación de que aquel axioma que dice, el que la sigue la consigue, es tu modus operandi.

Por supuesto. Aquí no cabe desfallecer ni lamentarse; esta profesión es durísima desde sus propios ancestros; no solo ya las cornadas o lesiones como pueda ser mi caso ahora mismo; la dureza queda implícita dentro de la misma profesión en la que sabes que hay que superar muchísimas dificultades, por eso esta profesión es solo para elegidos. Tú lo dijiste antes, que no tendrías fuerzas para soportar la dureza de la profesión y, dijiste bien por eso no eres torero.


Emotivo recuerdo del día de su alternativa

-Tienes mucha razón porque, tirando de memoria, David, he comprobado que los que fueron novilleros punteros a tu lado, la mayoría han desaparecido o apenas torean. Tu nombre, dentro de todos los males, sigue en todo lo alto ¿verdad?

Por eso te decía que aquí se necesita una voluntad de hierro, una paciencia infinita y, sin duda alguna, condiciones más que sobradas para ser torero.

-De las que tú eres dueño y señor ¿cierto?

Intento aprender cada día un poquito más, fijarme en los grandes maestros para ir tomando lección de todo aquello que pueda nutrirme en el alma para satisfacción de mi cuerpo.

-No soplan buenos vientos para el toreo, amigo. Entre otros problemas, antitaurinos y ciertos políticos de muy bajo nivel quieren acabar con la fiesta. ¿Qué piensas al respecto?

Yo soy más optimista que todo eso. Mientras exista un hombre capaz de jugarse la vida en aras de la búsqueda del arte, la fiesta vivirá eternamente. Es cierto que tenemos que combatir contra esos seres insensibles que no nos comprenden, pero la fuerza viva de la que emana en los ancestros de la misma fiesta podrá con todo y con todos. Sufriremos, ya nos está sucediendo, pero es algo con lo que tenemos que convivir. Pese a todo y en constante lucha contra todos los que se declaran enemigos de la fiesta, saldremos a flote, es decir, seremos triunfadores. No existe nada más bello y verdadero que un hombre jugándose la vida de verdad, sin falsedades como hacen los políticos, de ahí la esperanza que tengo en el futuro de la fiesta.


El onubense en La Maestranza

-Con lo lógico que sería aquello de, dejar hacer sin molestar a nadie.

Como dices, eso sería lo lógico pero, amigo, existen mentes enfermas que no son capaces de respetar la voluntad de los demás, de ahí que solo pretenden que triunfe la dictadura que ellos imponen.

-¿Por qué no confirmaste tu alternativa este año en Madrid?

Preferí esperar. Esta es una carrera muy larga y las precipitaciones no son buenas, máxime contando con el factor edad que tanto me favorece. Quería rodarme primero en distintas plazas para, llegado el momento acudir a Madrid con todas las garantías de mi parte; no digo del toro porque éste puede salir como quiera; pero yo si debo de salir a la plaza con la suficiente preparación para afrontar cualquier tipo de situación que se me presente. Lo de confirmar en Madrid es algo que abordaremos en el próximo año con el permiso de Dios. Lo digo porque, como entenderás, tengo plena confianza de que para el año próximo ya estaré totalmente recuperado.

¿La clase que dicen que atesoras es el producto de lo que el maestro Manolo Cortés te enseñó?

Sin duda alguna, Me cupo la suerte de beber en la fuente del saber del maestro y, si me apuras, lo que aprendí se lo debo a él, un hombre sensacional, un artista irrepetible Dios lo tenga en su gloria. Fueron dos años a su lado, toda una etapa de aprendizaje al más alto nivel, algo que me hacía sentirme muy afortunado.


Asi quiere el final de sus tardes... como el día de su alternativa

-Claro que, tu esfuerzo para ir a entrenar no era ninguna tontería; de Trigueros a Gines hay un trecho que hacías todos los días.

La juventud, como sabes, puede con todo; y si a eso le añadimos el ansia que yo tenía por ser torero, es ahí donde surgió lo inevitable, mi deseo por aprender junto al maestro sin reparar en esfuerzo alguno.

-La verdad, David, creo que hemos hablado de todo un poco; especialmente de tu situación tras aquella dramática cogida de la que te deseo te recuperes muy pronto puesto que,  ilusiones y deseos los tienes de sobra. Ánimo, recupérate y que Dios te siga bendiciendo como hasta ahora. Un torero de tu valía tiene el sagrado derecho a demostrar lo que lleva dentro.

Muchas gracias por vuestra atención. Intentaré estar a la altura una vez me haya recuperado.


Fotos cedidas por el torero

  haznos tu página de inicio   
 
MURIEL FEINER: PIONERA
12+1
AUREOLA
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
MURIEL FEINER: PIONERA
12+1
AUREOLA
 
JOXIN IRIARTE, APODERADO DE VOCACIÓN
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
CAPOTES CON HISTORIA
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
JOXIN IRIARTE, APODERADO DE VOCACIÓN
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
CAPOTES CON HISTORIA
 
LOS NEFASTOS DISFUNCIONARIOS PÚBLICOS /
LA TEMPORADA ESPANOLA VISTA POR LA RED (1ª PARTE) /
¡LUCHA LEGAL PARA BIEN DE LA TAUROMAQUIA! /
Op. / México
Op. / Colombia
Op. / Ecuador
LOS NEFASTOS DISFUNCIONARIOS PÚBLICOS
LA TEMPORADA ESPANOLA VISTA POR LA RED (1ª ...
¡LUCHA LEGAL PARA BIEN DE LA TAUROMAQUIA!
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.