inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Rocío Romero  
  entrevista de Pla Ventura [ 15/12/2017 ]  
ROCÍO ROMERO: Gran promesa de la novillería
Sus grandes éxitos en el escalafón inferior le están dando categoría de torero auténtica a una bella señorita nacida en Córdoba que, como explico, está calando entre los aficionados a los toros de una forma memorable; siempre, por supuesto, bajo el prisma de las plazas en las que ha toreado y, sin duda, en las novilladas sin picadores que, ante todo, aunque parezca baladí, son la base de todo aprendizaje que se precie en todo torero. Sigamos rezando siempre para que dichas novilladas no decaigan jamás que, como es lógico, son el futuro de la fiesta de los toros.

Repasar lo que ha sido la trayectoria de Rocío Romero en los tres últimos años de su existencia, es decir, desde que empezó siendo apenas una niña, es algo sobrecogedor. Pese a que, como decía, hablamos de la “liga” humilde en el toreo, lo logrado por Rocío es digno de encomio; suena a milagro porque, amén de sus triunfos, su gran éxito no ha sido otro que le contraten y algo tendrá el agua cuando la bendicen. Eso de sumar sesenta festejos en sus tres primeros años de preparación es el salva conducto más importante para acceder al escalafón superior en los albores de la próxima temporada.

Confieso que, hablar con Rocío Romero es un placer singular; tras conversar con semejante chiquilla uno queda convencido de su auténtica verdad, sin lugar a dudas, la que le conducirá al éxito; todo ello, claro está, al margen de sus innumerables valores como profesional de la torería de los que hablan profesionales y aficionados. Rocío enamora con su voz; pero como dicen los aficionados, conquista con sus trebejos toreros.

Rocío Romero es un torrente de ilusiones, como debe ser. A su edad, lógicamente, es la época de su auténtica locura; la que ella practica y la que le aconsejo a todo el mundo porque el que de joven no es capaz de ser osado y arriesgado, ya es viejo antes de cumplir años. Por dicha razón, Rocío, a sus diecinueve años exprime su juventud a golpes de corazón y, como decía, atisbada por esa bendita locura que, a no dudar le conducirá al éxito.

Rocío Romero debería ser un estigma para todos los jóvenes. No se trata de que incitemos a que todos tomen su camino, es decir, que todo el mundo quiera ser torero; pero si deberíamos de convenir que, la juventud, como el caso de esta chiquilla, debería de beberse la vida a borbotones, saborearla desde el fondo de su alma puesto que, no hay nada más hermoso que la juventud y, si como en el caso de Rocío, le añadimos su condición de torera, el éxito no puede ser mayor.


Rocío Romero ilusionada con su futuro

-¿Cómo surge la idea de ser torero, Rocío?

Eso se lo debo a mi padre que me llevaba continuamente a los toros, me aficioné, me embriagué por completo y, siendo muy chiquita pensé que eso de ponerme delante del toro me parecía sublime y, lo que es mejor, me sentía capaz de hacerlo.

-Claro que, si me lo permites, el hecho de pensar que tu padre te apoyara en tu decisión por ser torera, si te digo la verdad, no sé si tu padre te quiere o te odia. ¿Verdad?

Por Dios, no lo diga usted así. Mi padre me quiere más que nadie en el mundo como es lógico; pero como es muy aficionado, cuando comprendió que yo podía darle la satisfacción de ser torero, eso le colmó por completo. Entiendo la filosofía de su pregunta porque usted ha vivido mucho y, lo que es mejor, sabe de la dureza de la profesión.

-De mi parte, Rocío, ya te muestro mi admiración y todo mi cariño por el camino tan difícil que has emprendido, yo diría que el más complicado del mundo y, lo que es peor, al respecto de las señoritas, la barrera que se os pone es infranqueable. ¿Cómo piensas tú derribar ese muro tremendo del machismo?

Con ilusión, no tengo mejores armas. Es cierto que, en estos tres años que llevo como novillera no he tenido el menor atisbo de machismo contra mi persona; es más, me he sentido correspondida y muy bien tratada. De momento no tengo ningún motivo para quejarme y mucho menos de lamentarme.


Toreando a la verónica

-O sea que, por ejemplo, algo que les ha pasado a muchas chicas que han emprendido el camino del toreo, de repente, de buenas a primeras, como primer tropiezo, éste no ha sido otro que la negativa de algunos chicos a compartir cartel con la torera. ¿Has sufrido ese escarnio alguna vez?

Como le contaba no he sentido el menor atisbo de desprecio por parte de nadie. He toreado con muchos chicos y me han respetado, me han ayudado y, en definitiva, solo tengo palabras de gratitud para todos los que han compartido cartel a mi lado.

-Me contaba tu apoderado, Alberto García, que tienes proyección de figura del toreo. Con ese halago, Rocío, imagino que te llena de ilusiones como tú antes apuntabas. ¿Verdad?

Deje que le diga que, claro, esa lisonja de Alberto viene dada por el cariño que me tiene y, lo que es mejor, por la fe que ha depositado en mi persona pero, como usted sabe, nos queda mucho camino por recorrer el que haremos con humildad y total entrega.

-Mujer, lo que si tenemos claro porque es una realidad que aplasta son los triunfos que has conseguido en tantas plazas en las que has toreado, algunas de suma importancia como Córdoba o Sevilla, algo que dice todo de tu persona en calidad de artista. ¿Es posible que haya sido Sevilla la plaza que más te ha impactado?

Si le soy sincera, el éxito me llena en cualquier plaza; no me importa que sea mayor o menor, pero lo de Sevilla como usted apunta me colmó por completo; eso de cortar tres orejas en La Maestranza en dos tardes inolvidables, eso me dejó tocando el cielo con mis manos, nada puede ser más bello.


La novillera toreando con la diestra

-Decía yo en mi entradilla que, los jóvenes, ante todo, están obligados a mostrarle al mundo su locura, en la rama que fuere, pero muy alejados de lo que llamamos estereotipo del ser humano. ¿Tu locura está atisbada por la cordura o la ejerces como cualquier joven de tu edad?

Si lo que quiere usted decirme es que elegí la profesión más difícil del mundo, le digo que acierta usted por completo. Eso nadie me lo ha escondido; es más, lo comprendo a medida que pasa el tiempo pero, si de artistas y de locos todos tenemos un poco, yo quiero tener las dos cosas a la vez.

-Por cierto, según me han contado, tu toreo, además del consabido valor, dicen que tienes mucho arte, es decir, la base fundamental para conseguir el éxito como torera. ¿Serías capaz de definirte?

Complicadillo me lo pone usted. Nadie en el mundo tiene atributos ni elementos para juzgarse a sí mismo y, en mi caso no seré una excepción, pero sí le digo que me fascina sentirme a gusto cuando doy un lance que me sale del alma o un muletazo que me colmo el corazón; son sensaciones, señor, las que suelo sentir que me iluminan por dentro, lo que viene a demostrar que estoy en el camino.

-Además de los riesgos de despacho que tiene todo torero como antes hemos hablado, ya, dentro del ruedo, el torero se juega la vida y, algunos, hasta la han perdido. ¿Tienes miedo a la cornada?

A Dios gracias, desde que empecé toreando he sufrido múltiples volteretas pero, para mi fortuna, mis carnes no han sido laceradas por los pitones de los toros; roturas y luxaciones, algunas por aquello de las volteretas que le contaba, pero nunca me han herido los toros. Pero ese riesgo está ahí, no hay que olvidarlo jamás y, mentalmente, tengo que estar preparada para todo; esto no es ninguna broma y mucho menos un juego.


Valor tampoco le falta a Rocío

-Como se diría vulgarmente, con los trebejos toreros en tus manos, según me dicen, te mueves como pez en el agua. Lo digo por tu frágil cuerpo que, si me apuras, la muleta pesa muchísimo.

Le digo que practiqué gimnasia rítmica, es decir, mi cuerpo está ágil como una gacela, por tanto, preparado para coger la muleta, el capote y, lo que es mejor, la espada.

-Al respecto de tu carrera, como se diría en el argot popular, ¿crees tú que ahora empieza Cristo a padecer? Es decir, que vendrán los primeros problemas y muy serios.

Como antes le dije, soy consciente de que no estoy jugando, de que me adentré en una profesión dificilísima, pero de la que estoy convencida de que saldré triunfadora. Ya tengo experiencia en lo que al riesgo que ser torero conlleva; he matado novillos con mucho cuajo lo que viene a certificar que me siento preparada para cualquier eventualidad que se cruce en mi camino; al final, lo único que ocurrirá a partir de ahora que los novillos serán más grandes, es decir, utreros, pero para eso tengo el oficio.

-A tenor de todo lo que hemos podido ver respecto a las mujeres toreras, salvo Cristina Sánchez que derribó los muros que pudo hasta lograr el éxito, algo que nunca antes mujer alguna había logrado, ¿te ves como continuadora de aquella gran torera?

Por supuesto, de otro modo ni siquiera lo hubiera intentado. Si ella lo logró a base de corazón, arte, talento y dedicación absoluta yo no me quiero quedar a la zaga. Como antes decíamos, es complicadísimo lo que emprendí, pero puede más mi corazón que mi razón.


Su media verónica en un festival

-Aunque yo te deseo lo mejor, Rocío, pongámonos en lo peor que todo puede ocurrir. ¿Sientes miedo de que alguna vez puedan discriminarte por aquello de ser mujer?

Fíjese que, pese a todo, esa idea no me atormenta; pasado el tiempo será lo que tenga que ser, algo que desconocemos todos. Pero si le decía antes que, hasta la fecha me he sentido muy bien tratada por lo empresarios, por los compañeros, por la prensa; por todo el mundo, por ello solo tengo palabras de gratitud para todo el mundo.

-O sea que, tu valía es tu valor más importante al que te aferras y con el que confías que nadie te apeará de lo que son tus ilusiones.

Así es. Si algún día me quito del toreo o me apartan, que sea porque no valgo, porque no funciono, como le pueda pasar a cualquier muchacho de los que ahora torean conmigo. Solamente pido justicia y, como hasta ahora, que se me respete por mi condición de mujer que, de mi parte nada dejaré por hacer.

-Te veo tan ilusionada al respecto de tu profesión que, preguntarte si estudias o haces más cosas me parece un sacrilegio puesto que, para sacrificio el que haces frente a los toros. ¿Verdad?

Estudio enfermería porque como usted comprenderá, por mucho que logre triunfar, en el toreo no se está toda la vida y, al margen de los toros, una tiene que tener una profesión para valerse en la vida.

-¿Y de dónde sacas tiempo para todo?

Porque soy muy joven y, para mi dicha, capaz de exprimir mi vida y mi tiempo al límite; no se puede perder ni un minuto en la vida puesto que el tiempo es el gran tesoro que tenemos y no lo podemos desperdiciar, por eso estudio, entreno, toreo, viajo; en fin, como usted adivina, una vida apasionante.


A Rocío le persiguen los triunfos en sus actuaciones

-Ahora, Rocío, empiezan ya los grandes retos en tu carrera. ¿Para cuándo el debut con caballos?

Esa ya es una cuestión de mi apoderado, Alberto García que, como me contó, ya lo está planificando. Yo me ocupo de torear mientras que él, sabiamente, lleva mis pasos, algo que me llena de orgullo. Pero sí, lo estoy deseando; si le digo que, por falta de formación no será porque entiendo que he toreado un buen número de novilladas, algunas muy serias, y estoy dispuesta para la batalla.

-Por falta de ilusión que no quede, ¿te ves ya convertida en matadora de toros?

Queda mucho camino por recorrer pero, fíjese, en ello estoy. Si en la próxima temporada debuto ya como novillera con caballos, eso quiere decir que ya estoy en la antesala para poder llegar un día a ser matadora de toros. Por supuesto que no tengo prisa, me queda toda una vida por delante y no debo de cometer el más mínimo error. Pero sí, aunque un poquito lejos, si he soñado alguna vez que puedo llegar a ser lo que anhelo, matadora de toros.

-Muchas gracias, hijita. Que tengas muchos éxitos y que se hagan realidad todas tus ilusiones, tu bien hacer y mejor actuar demandan lo mejor. Que Dios te siga bendiciendo.

Fotos cedidas por la torera

  haznos tu página de inicio   
 
SEIS NACIONES OTRA VEZ
SEGUIMOS EN SAN ISIDRO…
MATADORES DE TOROS EN EL MUNDO, la obra de Picamills
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
SEIS NACIONES OTRA VEZ
SEGUIMOS EN SAN ISIDRO…
MATADORES DE TOROS EN EL MUNDO, la obra de ...
 
SALVADOR SANTORO, autor del libro En Corto y por Derecho: LINARES TAURINO, nos muestra sus impresiones
QUÉ ESPERA DE 2018
SAN ISIDRO 2018: Las Imágenes y los Recuerdos (y III)
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
SALVADOR SANTORO, autor del libro En Corto y ...
QUÉ ESPERA DE 2018
SAN ISIDRO 2018: Las Imágenes y los Recuerdos ...
 
SIMÓN CASAS NOS QUIERE ECHAR DE LA PLAZA /
DIEGO VENTURA Y SU ARTE /
PROHIBICIONES TEMPORALES /
Op. / España
Op. / Ecuador
Op. / España
SIMÓN CASAS NOS QUIERE ECHAR DE LA PLAZA
DIEGO VENTURA Y SU ARTE
PROHIBICIONES TEMPORALES
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.