inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Diego Urdiales  
  entrevista de Pla Ventura [ 26/03/2018 ]  
DIEGO URDIALES: El gran ausente
En las primeras grandes ferias del año el sistema establecido ha prescindido del gran Diego Urdiales, un crimen en toda regla que como se sabe, su ausencia, ha roto por completo el alma de los aficionados puesto que todos ansiábamos la presencia de Diego Urdiales para gozar de su esencia misma que no es otra que el toreo puro y auténtico.

Fijémonos cómo está ahora mismo el sistema establecido en el mundo de los toros que, priva más un criado que un artista, con todos mis respetos para todos los que se juegan la vida dentro de los ruedos. Todo es puro negocio quedando en el camino aquellos empresarios que tenían alma de aficionados; ahora todo les da igual; lo único que persiguen los empresarios no es otra cosa que una gran recaudación y, como quiera que a excepción de las figuras al resto de los toreros, es decir, el noventa por ciento del escalafón, les manejan como si fueran marionetas a su antojo. 

En Madrid, sin ir más lejos, se pagan sueldos de miseria para muchos toreros que, algunos, sin lugar a dudas, hasta les puede costar dinero torear en Las Ventas. Claro que, el empresario dirá que es un pacto entre empresa y torero y que éste acepta, no le falta la razón pero, subterfugiamente, todos sabemos de la crueldad del sistema y, hasta entiendo que de ahí viene la rebeldía de Diego Urdiales que, además de ser un gran artista, con su acción ha sido capaz de demostrar que es un tío con toda la barba.

Pese a todo, es de admirar, por mucho que lo lamentemos, la grandeza de Diego Urdiales que no ha querido sucumbir ante las imposiciones de una empresa que se jacta de todo, pero que ofrece muy poco. Recordemos que la fiesta de los toros se basa, esencialmente en el toro y el torero mientras que, el empresario ha sido siempre un organizador que sabía respetar a los elementos esenciales de la fiesta que, sin ellos, por muy productor que seas nada se podría hacer. Todos aquellos valores se vinieron abajo y, en este caso, el torero, si quiere torear tiene que dejarse llevar. ¿En qué consiste la cuestión? En eso, en no decidir absolutamente nada y tener alma de criado ante su amo.


Diego Urdiales, de momento, no pisará Las Ventas

-Por lo que se deduce, Diego, tú no tienes alma de criado. Lo digo basándome en los hechos que han propiciado que no figures en los carteles de Madrid, amén de Sevilla y las demás ferias importantes que se han celebrado. ¿Cómo te encuentras ante semejante dislate?


Jodido, pero contento que solemos decir. No ha podido ser y si pretendían amargarme no lo han conseguido porque me podrán quitar de mil ferias, pero lo que nadie me podrá arrebatar jamás es mi convicción interna así como mis valores que tengo adquiridos como torero. Hasta la fecha, todo lo que he llevado a cabo en el toreo ahí ha quedado esculpido en el gran libro de la tauromaquia. Sí te digo que, esta ausencia, especialmente la de Madrid, me ha servido para algo hermoso, saber la de amigos y admiradores que tengo que, todos, sin distinción, han estado a mi lado, algo que agradezco desde lo más profundo de mi ser. 

-Te juro que, ante las circunstancias que estás viviendo pensaba encontrarte derrotado y, craso error el mío puesto que te he hallado fuerte como un roble. ¿De dónde sacas esa fuerza?

La vida te hace fuerte y, en mi caso, pues mucho más porque tengo que estar atento a las jugadas del destino que, como ahora no son las más propicias, pero es ahí donde creo que radica la fuerza de cualquier ser humano. En los momentos de gloria todos son halagos hacia el artista; pero es ahora, en este trance amargo donde tenemos que demostrar nuestra grandeza interior, tanto yo como todos mis seguidores que saben de mi valía como profesional.

-¿Cuándo hablas de seguidores te refieres a Curro Romero?

Entre otros muchos, claro está. Me consta del enorme disgusto del maestro que, para mi fortuna, se cuenta entre mi primer admirador, dicho con la humildad que me corresponde y sin dañar a nadie de los que me siguen.


Interpretando la verónica

-Concretamente, Diego, ¿qué pasó para que te quedaras fuera de la feria de Madrid, por citar la plaza más importante del mundo en la que, dicho sea de paso, ahí cincelaste faenas hermosas que, pasado el tiempo, los aficionados no hemos logrado olvidar?


Yo pedía dos corridas, la de Victorino y otra que pudiera tener unas mínimas garantías y no se me escuchó; para colmo, hasta tenía que soportar una rebaja importantísima en mis honorarios y, como entenderás, no estaba yo por esa labor; pero no por nada, sino porque lo que pedía creo que me lo tenía ganado con creces en años anteriores.

-Y sin embargo, Diego, puesto que hablas de dinero, deja que te diga que una gran mayoría de tus compañeros acuden a Madrid por menos de la mitad que a ti te ofrecieron. ¿Dónde radica el mal?

En el silencio. Mientras todos callemos la empresa hará su agosto, cosa muy natural puesto que mientras no haya oposición entre los toreros, cualquier empresa puede dominar la situación a su antojo. Otra cosa sería si todos aquellos que no somos figuras del toreo nos juntásemos para hacer prevalecer nuestros derechos. Desgraciadamente estoy hablando un imposible pero, ya viste, al respecto  de mi persona, en mi situación soy yo el que decido.

-¿Sirve de algo cortar dos orejas en Madrid?

Si el sistema quiere, puede que sí, pero de lo contrario que se lo pregunten a otros compañeros que lo han logrado y no ha servido para nada, o para muy poco.


Urdiales y la media verónica

-¿Estamos ante un sistema corrupto?


Yo no diría tanto porque la corrupción nace del propio engaño y, por lo que he podido ver aquí no hay nadie engañado puesto que te ofrecen unas condiciones y tú las aceptas, a partir de ahí cada palo que aguante su vela, pero de que es totalmente injusto, eso puedes gritarlo a los cuatro vientos.

-Y en una plaza como la de Madrid, totalmente abarrotada en la feria en la que se recaudan ingentes sumas de dinero y, como antes decíamos, muchos toreros acuden a dicho ciclo por una limosna. ¿Hacia dónde va a parar el dinero de dicha plaza?

A las arcas de la empresa, no existe otro sitio más “lógico”. A este respecto ha cambiado todo de una forma brutal. Fíjate que hablo de vez en cuando con muchos toreros, entre ellos, grandes toreros que no han sido figuras del toreo y, por ejemplo, en la década de los años ochenta, en cinco corridas de toros arreglaban el año y todavía les sobraba dinero para vivir dignamente. Algo está fallando al respecto puesto que, las plazas siguen siendo las mismas y el dinero se nos escapa por las rendijas de lo inexplicable.

-¿Tienes la sensación de que quieren acabar contigo?

Tan mala persona no soy; no creo que nadie pueda ser tan nocivo como para tratar de arrinconarme. Claro que, lo que no saben muchos es que todavía me sobra dignidad para buscarme la vida. Sería penoso, es cierto. Pero si te aseguro que de mi hambre no se ríe nadie. Es cierto que todavía me sobra fe y convicciones para seguir en la dura brecha con la finalidad de lograr mi propósito que no es otro que seguir contándole al mundo que soy torero.


Toreando de muleta con la diestra

-Al final, Diego, todo lo basamos en unos asquerosos despojos llamados orejas que, como antes decíamos, si los demás no quieren tampoco sirven para nada. ¿Qué pasa entonces con las grandes faenas, como es tu caso, que han precedido a ese momento que puede llegar a todo lo contrario?


Esa es la cuestión del momento en que vivimos; todo lo basamos, lo basan, en esa circunstancia absurda puesto que como todo el mundo sabe, algunos toreros han cortado muy pocas orejas y han sido mundialmente reconocidos. Eran otros tiempos, es cierto, pero ahora resulta que de todo lo bueno que hemos vivido en la historia del toreo, de todo eso no guardamos nada. Paradojas del destino, pero es de una crueldad que asusta.

-Lo que se dice convicciones las tienes todas, sí señor.

No puede ser de otro modo. No soy ningún chalado que pide una oportunidad; son muchos años en el ejercicio de mi profesión y, para mi fortuna, al margen de saberme y sentirme torero, son innumerables las crónicas que guardo en las que todos han ponderado mi arte. Es decir, para mi suerte, sé quién soy, tarea muy complicada para muchas gentes, de ahí nace el convencimiento de cuanto estamos hablando.

-Como dijiste, con esas ausencias a las que se te ha sometido, han tratado de ocultarte pero, amigo, tu estrella resplandece con más intensidad que el Astro Rey, ahí está Bilbao que lo atestigua.

Me alegra que nombres esa plaza norteña en la que he tenido triunfos memorables con los toros de distintos encastes que todo el mundo conoce; son muchos años acudiendo a dicha feria y saboreando el dulce manjar del éxito, otro motivo más para saberme reconfortado en mi interior. Pero no olvidemos todo lo que he realizado en Madrid que, como todo el mundo sabe, he llevado a cabo faenas sublimes, cuando menos, interpretadas como yo siento el toreo. O sea que, pese a todo, ya casi que estoy de vuelta de todo; la profesión y sus circunstancias me han hecho aprender a velocidad de vértigo.


El compromiso asumido en el natural

-Llevamos un rato conversando y no he escuchado de tu parte aquello tan manido de querer buscar culpables fuera de uno mismo. Por tanto, ¿eres tú el único culpable de tu situación?


Yo soy la víctima de unas circunstancias nefastas y, lo que se dice culpabilidad, ese sentimiento no entra dentro de mí ser porque no me considero culpable de nada; he cometido errores, como todo el mundo, pero de ahí a asumir una culpabilidad de la que me hablas creo que hay un abismo. No voy por la vida buscando culpables, lo que sí hago es analizar unas circunstancias que, como se ha demostrado no me han sido favorables.

-Pese a todo, hace pocas fechas en Arnedo, según me han contado, diste otra lección soberana de toreo auténtico; vamos que, la pureza, tu principal virtud, según testigos presenciales afloró en grado sumo. ¿Cómo fue la cosa?

Tan simple como que un toro me embistió y, como dices, saqué lo mejor de mi ser, del torero que llevo dentro y allí fuimos felices todos. Me sentí tan a gusto que, ya viste, esa actuación sirvió para paliar todos mis males, mis disgustos internos porque una vez más he demostrado que soy un buen torero.

-¿Te arrepientes de algo en la vida?

No, para nada. He intentado caminar por la vida sin hacerle el mal a nadie, quizás no todos puedan decir lo mismo, pero yo me siento muy satisfecho con todo lo que he hecho.


Cabizbajo, como todos los aficionados, ante su ausencia

-¿A quién les temes más a los taurinos o a los antitaurinos?


Sin duda a los taurinos que, como se sabe, son los que me hacen pasar malos ratos; los antis son unos pobres que no tienen más nociones puesto que, su falta de información al respecto de la grandeza de la fiesta es lo que les aboca al precipicio de su ignorancia. En el fondo me producen pena.

-Gracias, Diego Urdiales, que muy pronto cambie el signo de tu suerte y que muy pronto podamos hablar de tus grandes éxitos, sin duda, tan bellos como los que hasta ahora has llevado a cabo.

Fotos: Muriel Feiner
  haznos tu página de inicio   
 
ADIOS A PADILLA, JUAN BAUTISTA, ALBERTO AGUILAR Y... TALAVANTE
SE ACERCA EL FINAL…
UNA ANCIANA
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
ADIOS A PADILLA, JUAN BAUTISTA, ALBERTO ...
SE ACERCA EL FINAL…
UNA ANCIANA
 
DAVID CAMPOS: Desde los ancestros más humildes
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LA FERIA QUE LO CAMBIA TODO
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
DAVID CAMPOS: Desde los ancestros más ...
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LA FERIA QUE LO CAMBIA TODO
 
VUELVE Y JUEGAN LAS EXIGENCIAS… /
¿ES MEJOR EL SORTEO PARA EL FUTURO? /
EN CORTITO LARGO /
Op. / Colombia
Op. / Ecuador
Op. / Venezuela
VUELVE Y JUEGAN LAS EXIGENCIAS…
¿ES MEJOR EL SORTEO PARA EL FUTURO?
EN CORTITO LARGO
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.