inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Manuel Escribano  
  entrevista de Pla Ventura [ 10/04/2018 ]  
MANOLO ESCRIBANO, UN TORERO DE LEY

Si existe un torero con agallas para llegar a lo más alto este no es otro que Manolo Escribano; luego, claro, están las circunstancias que le permitirán o no, todo depende de la suerte que, en muchas ocasiones juega un papel decisivo. Bien es cierto que, tras algunos años de lucha un toro de Miura en Sevilla le catapultó hacia las ferias de España y Francia.

Mas tarde, cuando ya estaba en plena vorágine de éxitos, un toro le truncó sus ilusiones en Sotillo de la Adrada, un pueblito de Ávila. Varios meses en el dique seco para reponerse le dejaron apenas sin alientos.

Pero como la fuerza de Escribano es infinita, volvió a los escenarios de sus éxitos para reverdecerlos con más ahínco si cabe. Decía yo lo de la suerte porque, hace un par de años, Manolo Escribano, ilusionado como siempre, volvió a Alicante, la plaza en la que ha triunfado desde el primer día que se presentó y, de forma lamentable, un toro de Adolfo Martín le asestó una puñalada horrible que le tuvo todo el año alejado de los ruedos y, como él dijera, gracias al equipo médico que le atendió pudo salvar su pierna. Claro que, las consecuencias de aquella cornada fueron horribles, hasta el punto de estar diez meses recuperándose con la finalidad de poder volver a los ruedos.

Sin duda alguna que, si un torero ha tenido que pagar una cuota altísima de sufrimiento, este ha sido Manolo Escribano que, lo que ha logrado todo está teñido de sangre. Si de méritos hablamos, al respecto, Escribano es todo un paradigma. Fuerza, valor, constancia, agallas, torería e incluso desprecio a la muerte, todo ello son los valores que ostenta este diestro que, por condiciones artísticas y por su tremendo valor, merece mejor suerte. Del destino estará que, de una vez por todas cambie el signo de su suerte y pueda sentarse en el banquete de los triunfadores puesto que, como digo, si alguien es merecedor de lo mejor es él.  


La sonrisa, y la moral, nunca le falta al sevillano

-¿Cómo te encuentras, Manolo?  


Muy bien. Las secuelas de aquellas cornadas que desparecieron y sigo siendo un hombre nuevo, es decir, de forma anímica superé aquellos tragos amargos y estoy dispuesto para la batalla. 

-Tengo la sensación de que te encuentras pletórico porque así lo dicen tus actuaciones en este invierno por toda América. 

Sí, hombre, pude torear en Perú, Colombia, Venezuela… lo cual viene a confirmar que no se le ha perdido la cara al toro, todo ello al margen de un constante entrenamiento tras el regreso de América. 


Interpretando la chicuelina

-Según mi parecer, Manolo, te diría que arriesgas muchísimo en una suerte como las banderillas que, en honor a la verdad, no son determinantes para la consecución del triunfo. Ese par al quiebro que ejecutas contra las tablas tiene un peligro tremendo, la prueba es que en Sotillo de la Adrada, como decíamos, caíste herido en la ejecución de ese par, algo que repites día sí y otro también. Con la mano en el corazón, ¿merece la pena asumir tanto riesgo? 


Esta profesión es para gente muy especial y cada cual, a su manera, tiene que dar lo mejor que tenga; cada cual sabemos de nuestras limitaciones y, a su vez, de todo aquello que podemos dar. Aquí no sirven las medias tintas; siempre es el todo o la nada. Por supuesto que soy consciente del riesgo que asumo, de loco no tengo nada; o quizás lo tengo todo, pero de forma consciente porque sé lo difícil que es la profesión y, fíjate, dándolo todo, muchas veces hasta se olvidan de uno, imagina si uno se dedicara a tirar líneas. Tú me comprendes. 

-Tienes razón porque, tras aquel parón forzoso de Alicante, al año siguiente, plazas en las que habías toreado y triunfado, de repente se olvidaron de ti. ¿Será que ya lo triunfos no valen para nada?  

Yo no diría tanto, pero lo realmente cierto es que el olvido es algo consustancial en el ser humano y, lo que has hecho hoy, si no se revalida a cada momento apenas sirve para nada. También es cierto que somos muchos y todos aspiramos a lo mismo. Como dices, ha habido momentos en que la memoria nos les ha funcionado a los que debieran pero, fíjate, aquí estoy yo para refrescar la memoria de los empresarios con mis triunfos. 


En banderillas

-¿Crees en la suerte?  


Sin duda. Es un factor determinante que, al margen de las condiciones de cada cual, si la tienes a favor puede condicionar mucho, para bien o para mal. Imagina el hecho de mis tremendas cornadas. Lo digo porque a los toreros, muchas veces nos ha volteado un toro y no ha pasado nada, salvo el susto; otras, como a mí me sucediera, han tenido consecuencias dramáticas que, al margen de lo físico, más tarde viene lo del olvido que decíamos que, eso sí es gravísimo; uno intenta recuperarse tras las cornadas, pero lo que no esperas que luego se olviden de ti. Esa es la consecuencia de la suerte. 

-También, Manolo, podríamos atribuirle a la suerte aquello de ser afortunado en los sorteos de los toros ¿verdad?  

Por supuesto. Muy raro es que embistan los seis toros de la corrida y, sin embargo, algunos si lo hacen; que esos que proporcionan el triunfo le toquen a uno es un signo de fortuna.


Escribano toreando de muleta con la diestra

-Tengo claro que, con la claridad de ideas que tienes, con la ilusión de la que eres portador, si pasado mañana te sale un Victorino con ganas de embestir puedes formar un lío grande en Sevilla. ¿Verdad? 


Ese es mi deseo que me ayuden los toros, tanto en la corrida de Victorino Martín como en la de Miura en la que cerraremos feria. Ilusiones, como dices, las tengo intactas porque, entre otras cosas hablamos de Sevilla, la plaza en la que he triunfado muchas veces y en la que para mi suerte se me espera con ilusión.  

-Hablamos con cierto tono despectivo de las corridas llamadas duras y, fíjate, tuvo que ser en Sevilla cuando un toro de Miura, como algunas veces hemos comentado, te lanzó a las ferias del mundo.  

Yo creo que más que todo son etiquetas que ponemos porque nadie sabe si un toro embestirá o todo lo contrario; es cierto que la leyenda de algunas ganaderías es la que nos impone respeto, pero como quiera que de la incertidumbre no nos libramos nadie, sale un toro de Miura como a mí me sucedió en Sevilla y pones la plaza boca abajo.  


Aquí al natural

-O sea que, según dices, no te pesa ser arte y parte de las ganaderías llamadas legendarias ¿verdad?


No, para nada. Es lo que hay y con eso tenemos que combatir. Aquí no caben los lamentos porque en esta profesión solo vale el triunfo, lo demás son todo excusas. Cada cual tenemos asumido nuestro papel y es el que hay que desempeñar.  

-Vienes a certificar aquello de que, de cobardes no se ha escrito nunca nada. 

Imagínate un cobarde en el torero, muy pronto tendría que cambiar de profesión porque aquí no le darían ni las gracias. Es más, la grandeza intrínseca del toreo es tanta que, hablar de nimiedades sería una falta de respeto a la fiesta misma. 

-Por lo que veo tienes asumido tu papel y no desdeñas del mismo.  

No queda otra y, como diría el otro, que no falte. Soy consciente, como antes decíamos, del lugar que ocupo en mi profesión, la que elegí de forma libre y espontánea, sabedor de los riesgos que había que asumir; es decir, no me engañó nadie, por tanto, quejarme sería un acto baladí


Haga lo que haga siempre está dispuesto a todo

-Como fuere, Manolo, empiezas con buen pie, yo diría que con una categoría excepcional si así me lo permites. Dos tardes importantes en Sevilla y otras tantas en Madrid y, lo que es mejor, visto bajo el punto de vista de aficionado como es mi caso, con toros auténticos que, una vez en la plaza serán mejores o peores, pero que la emoción la tenemos garantizada, así como la verdad más bella del espectáculo. 


Esa es la idea de que en esas plazas clave me embista un toro para poder comenzar la temporada con categoría e ir sumando contratos que es lo que importa. Ya tengo firmados algunos compromisos importantes como Pamplona y otras ferias importantes pero, un éxito fuerte en estas plazas que tengo ahora como Sevilla y Madrid, sin duda alguna que reforzaría todavía mucho más mi cartel. En ello estoy sin desfallecer en lo más mínimo.  

-Muchas gracias, Manolo Escribano, por ese alto en el camino que has hecho para poder atendernos que, como sabes, tanto nos ilusionaba. Un torero como tú siempre tendrá nuestro respeto y, sin duda, nuestra admiración. Que tengas mucha suerte y que sigas escribiendo páginas bellas en el libro de la tauromaquia.

Fotos: Muriel Feiner
  haznos tu página de inicio   
 
PERERA/CEPEDA
¡AMÉRICA, AMÉRICA!
DAVID SILVETI, MÉXICO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
PERERA/CEPEDA
¡AMÉRICA, AMÉRICA!
DAVID SILVETI, MÉXICO
 
OCTAVIO CHACÓN: Del cero al infinito
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LA FERIA QUE LO CAMBIA TODO
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
OCTAVIO CHACÓN: Del cero al infinito
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LA FERIA QUE LO CAMBIA TODO
 
TOROS AL FINAL DE AÑO EN ECUADOR /
AHORA LO SABEMOS /
46º AÑOS SIN FIESTA BRAVA /
Op. / Ecuador
Op. / España
Op. / Venezuela
TOROS AL FINAL DE AÑO EN ECUADOR
AHORA LO SABEMOS
46º AÑOS SIN FIESTA BRAVA
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.