inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Francisco José Espada  
  entrevista de Pla Ventura [ 18/05/2018 ]  
FRANCISCO JOSÉ ESPADA, la mano izquierda del arte

El torero de Fuenlabrada, es decir, Francisco José Espada es un diestro admirable que, el pasado domingo cortó la primera oreja de la feria de San Isidro, un logro que, a no dudar, le llenó el alma. Hubo discrepancias al respecto, nada es más cierto. Pero no es menos verdad que, frente a un toro de verdad, Espada bordó unos naturales de ensueño que, tras la mortal estocada, certera como pocas y eficaz como la que más, el señor presidente no dudó un instante en concederle una oreja ganada a ley.

Hay que ponernos en el lugar de cada cual y, sinceramente, ante lo que es y significa una corrida de toros, no podemos olvidarnos jamás del toro que sale al ruedo, por ende, el toro al que se enfrentan muchos toreros, caso de Francisco José Espada con los toros de Baltasar Ibán que, por sí mismo, ya es todo un mérito. Seamos justos y, repito, esa clase de toros que presentan todas las dificultades del mundo, a los chavales que  se enfrentan dichos toros nos merecen un enorme respeto. Justamente, en esa corrida dominical vimos como tres hombres valientes se jugaban la vida sin trampa ni cartón; unos con más suerte que otros, pero todos sabedores de que su vida pendía de un hilo.


Francisco José Espada ya triunfó de novillero en Madrid

Se cumplen ahora tres años desde que Morante y Manzanares doctoraran a Francisco José Espada en Cuenca y el chaval sigue impertérrito por aquello de conseguir su logro que, como se adivina no es otro que ser gente importante como matador de toros; condiciones, como demostró en Madrid, las tiene todas, será cuestión de suerte puesto que, lo demás, lo pone todo el diestro de Fuenlabrada. Nada que objetarle a este muchacho y, por el contrario, mucho que admirarle, la prueba, como antes decía, no es otra que los toros que lidió hace unas fechas en Madrid, como dirían los revisteros de antaño, tíos con toda la barba.

-¿Qué pasaba por tu mente, Francisco José, el pasado domingo cuando estabas en la puerta de cuadrillas de la plaza de Madrid?

Imagínese; de todo, pero de forma muy concreta yo era consciente de que si no pasaba algo importante todo se pondría en mi contra; es decir, quedaría donde estaba y eso es muy duro. Mil pensamientos tiene uno en ese momento pero, por encima de todo subyace la búsqueda del triunfo que, a Dios gracias pude lograr. Por mi mente pasaba de todo; si le digo la verdad, hasta sentía angustia por si no salía la tarde como yo deseaba.


El diestro de Fuenlabrada se juega la vida en Las Ventas

-Pero tras aquella incertidumbre, cortaste una oreja por una faena imperfecta pero, muy emotiva. ¿Cómo calificarías tu labor?

Creo que estuve entregado y, como dice usted, a veces imperfecto, pero siempre con mucha pasión en todo mi quehacer; las cosas salieron unas mejor y otras peor, pero creo que nadie podrá dudar de mi capacidad de entrega.

-Sin duda alguna, analizando los toros que tenías delante y visto todo lo que hiciste, para colmo, tras aquella soberbia estocada la plaza se vistió de pañuelos blancos y, el presidente Justo Polo no dudó un instante en ser justo pero, como sabes, hubieron discrepancias. Según tu juicio, ¿mereciste de verdad la oreja?

En estas cosas sucede como en todo juicio que, uno cree siempre tener la razón pero, a fin de cuentas es el juez el que tiene que dictaminarlo. El juez dictaminó a mi favor y esa fue mi suerte. Pero no es menos cierto que la plaza estaba llena de pañuelos y, como se sabe, la primera oreja es patrimonio absoluto de  la mayoría de los aficionados.


Desplante torero de Francisco José Espada

-Días pasados estaba la plaza de Madrid repleta de pañuelos que, en realidad, era todo un clamor pidiendo la oreja para tu compañero Saúl Jiménez Fortes y no se la dieron. ¿Cómo se comprende aquella actitud?

Para mí, como para el resto de los mortales, creo que se cometió una tremenda injusticia; lo que decíamos, a Saúl el juez no quiso concederle la razón, algo que todos sabíamos que tenía.

-Al margen de la oreja que cortaste en tu primer enemigo, en tu segundo, otro toro complicadísimo, daba la sensación de que querías inmolarte ante el público de Madrid porque, apenas se entiende que pisaras aquellos terrenos a sabiendas de que no había posibilidad de éxito por culpa de tu enemigo.

Tiré la moneda al aire y para mí salió cara. Lo que hice con mi segundo enemigo no fue otra cosa que mostrarle al público mi total disposición y que no venía a Madrid para pasar la tarde. Haciéndolo todo, hasta creo que hice poco, fíjese usted.

-Son tres años ya sin apenas logros y, por lo que pudimos ver sigues tan intacto como el primer día, es decir, cargado de ilusiones que, en honor a la verdad, éstas no te las quita nadie. ¿No te aburre tanto tiempo de espera?

No, de ninguna manera. Uno es consciente de lo que hace, de las dificultades que entraña la profesión, por ello, toda entrega será siempre poca.


Francisco José al natural, su mano mágica

-Yo admiro tu capacidad de entrega pero, claro, los años van pasando y se hacen muy largos para un torero cuando este no torea. ¿Digo bien?

Es cierto. Pero a su vez es ahí donde se constata la capacidad de un hombre para comprobar si de verdad ama su profesión como es mi caso. Eso de llegar y besar el santo que solemos decir eso sucede muy a la larga; para muchos de mis compañeros, como me sucede a mí, la espera es siempre larga, en ocasiones hasta desesperante, pero muy gratificante cuando ocurre lo de ayer que, repito, resultó maravilloso eso de triunfar en Madrid.

-Algo que, a no dudar, te llenará de esperanzas y, lo que es mejor, de convicciones. ¿Verdad?

Sí, porque fíjese que todavía quedan ferias como la de Pamplona a la que uno le gustaría mucho poder acudir, con la ganadería que fuere, pero estando presente en dicha feria que es un logro muy grande para cualquiera que quiera ser torero.

-¿Qué fecha te  has puesto como fecha límite para ser o no ser en tu profesión?

Eso no lo he pensado jamás porque estoy convencido de que llegará mi día, mi hora para realizarme como torero, para demostrarle a los aficionados que no estoy aquí para jugar; bueno sí, para jugarme la vida, eso que no le quepa duda a nadie.

-Son muchos los llamados y pocos los elegidos……..

Por esa razón yo quiero ser  de los segundos, de los elegidos para disfrute mío y de todo aficionado que pague por verme.


El diestro madrileño saluda en Las Ventas

-Vamos bien si lo comparamos con el año pasado que, en el día de tu confirmación resultaste cogido y todas tus ilusiones se vinieron abajo. Menudo drama aquel ¿verdad?

Imagínese. Me sentí frustradísimo. Eran muchas las ilusiones, como este año, y que todo se viniera abajo, me quedé muy triste; yo diría que uno de los peores días de mi vida. Más que la cornada, pensar que allí podía haberse acabado todo, me quedé totalmente desolado.

-Al final, amigo, el que la sigue la consigue ¿verdad?

Esa es la idea y así ha sido toda mi preparación en lo que ha sido el invierno y todos estos meses previos a la feria que, para colmo, venía arrastrando una lesión de mi muñeca que me produjo un toro al final de la temporada pasada; todo un calvario que, a Dios gracias, tuvo su premio en el triunfo del domingo.

-Imagino que, dentro de todo, César Jiménez, tu apoderado se sentiré más contento con tu triunfo; es decir, ya tiene un aval para llamar a las puertas de los empresarios.

Sin duda que, el aval de Madrid es el mejor que pudiéramos tener para llamar a las empresas. Costará porque todo es muy complejo, pero lo triste hubiera salido de la plaza sin nada que contar.

-De cobardes no se ha escrito nada, de ahí la valentía que tú mostraste en tu actuación. ¿Te mueves mejor con el valor o con el arte?

Yo creo que debo ser un binomio de ambas cosas puesto que, la tarde de Madrid, con las imperfecciones que antes comentábamos, resultó un compendio de lo que decimos, arte y valor porque en unos naturales me sentí muy a gusto, algo que ha cantado todo el mundo y, lo del valor debe ser algo natural en todo torero; no es algo que se nos presagie, es algo que debemos de tener y mostrar.

-Francisco José Espada, mucha suerte y que ese legítimo éxito conseguido en Madrid te abra las puertas de tantas plazas en las que sigues soñando por torear.

Fotos de diferentes autores

  haznos tu página de inicio   
 
EL MOMENTO DE TALAVANTE
EL AGOSTO DE LAS MIL FERIAS
LA TVE DE UNOS POCOS
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
EL MOMENTO DE TALAVANTE
EL AGOSTO DE LAS MIL FERIAS
LA TVE DE UNOS POCOS
 
DAVID DE MIRANDA: Volver a torear ha sido un milagro
QUÉ ESPERA DE 2018
DIBUJOS TAURINOS (XV) - SAN ISIDRO 2018
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
DAVID DE MIRANDA: Volver a torear ha sido un ...
QUÉ ESPERA DE 2018
DIBUJOS TAURINOS (XV) - SAN ISIDRO 2018
 
LOS TOREROS – PERIODISTAS /
¡QUIENES HACEN EL MUNDO DEL TORO BRAVO EN ECUADOR! /
DECISION DE DOBLE FILO /
Op. / Colombia
Op. / Ecuador
Op. / Venezuela
LOS TOREROS – PERIODISTAS
¡QUIENES HACEN EL MUNDO DEL TORO BRAVO EN ...
DECISION DE DOBLE FILO
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.