inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Alfredo Bernabéu  
  entrevista de Pla Ventura [ 23/07/2018 ]  
ALFREDO BERNABÉU: Un mundo de ilusiones por cumplir

En este peregrinar por los vericuetos de la vida se encuentro uno con personajes de un calado excepcional, justamente lo que me ha ocurrido a mí con un torero de los pies a la cabeza; seguramente para todo el mundo será una auténtica novedad, no me cabe la menor duda puesto que el muchacho ha toreado muy poco; pero lo que se dice condiciones las tiene todas para ser alguien en su profesión. Difícil es el camino y él lo sabe mejor que nadie pero, lo que define a los toreros con el resto de los mortales no es otra cosa que, lo que a cualquiera nos parece imposible, para ellos siempre hay un halo de esperanza, una rendijita en la que esperan se cuelen todas sus ilusiones y se cristalicen en auténticas realidades, es el caso de Alfredo Bernabéu, un novillero alicantino que, pasados los años desde que empezó su andadura, no desfallece en lo más mínimo.

Si de perseverancia se trata, de eso sabe más que nadie nuestro contertulio de hoy, el alicantino Alfredo Bernabéu que, sabedor de todas las trabas que tiene el mundo de los toros, sigue impertérrito al frente de sus ilusiones. Sin duda, nada que objetar ante un hombre que es el dueño de su destino y el capitán de su vida. Acertará o errará en sus decisiones pero, como todo mortal, merece el respeto de cuantos le rodeamos.


Alfredo Bernabéu, un novillero ilusionado

Me cupo la fortuna de presenciar un tentadero en el que participó Alfredo y, con dicha actuación me bastan y me sobran argumentos para certificar que su valía es innata, su valor es sereno, auténtico, si se me apura, de verdadero escalofrío, todo ello aunado con unas condiciones artísticas que se pueden ver refrendadas en las fotos que publicamos; es decir, un chaval con auténticas condiciones que sabe lo que quiere y, lo que es mejor, interpreta muy bien todo aquello que ama que, en definitiva no es otra cosa que la grandeza del propio toreo.

Ha toreado varias novilladas en esta temporada y alcanzó el éxito que perseguía; le quedan varios compromisos a lo largo de la temporada y, como él dice, los que vayan saliendo, cosa muy natural y lógica. Como Alfredo me confesaba de su parte lo pondrá todo, como lo ha hecho hasta ahora, luego, como diría Ortega, será el hombre y sus circunstancias.

Alfredo Bernabéu es un torero vocacional puesto que, en calidad de individuo es profesor de Educación Física, una tarea que le permitiría, de ejercerla, vivir con toda la dignidad del mundo. Pero, ay amigo, esa profesión, ese amor hacia el toreo le hace doblegarse cuando del arte se trata.


El trincherazo de Alfredo que nos hace recordar a El Pana

-Pese a que eres una novedad en todas las plazas, Alfredo, según mi entender eres el novillero más antiguo del escalafón porque si no recuerdo más, son más de diez años con la ilusión de abrirte camino como torero. ¿Cómo se lleva dicha singladura sin apenas contratos, sin apoderados y sin apoyo de nadie?

Esa es la grandeza de todo aquel que quiere ser torero y, como dijiste, yo soy un claro ejemplo de ello; seguro que hay muchos chavales más en mis condiciones pero, la historia de cada cual es personal e intransferible.

-Por cierto, tengo una curiosidad, ¿crees que hubiera cambiado el curso de tu historia taurina si, por ejemplo, aquel día en que te presentaste en Alicante junto a López Simón y David Galván en que, como sabemos, lo estropeaste todo con la espada?

En el toreo no se puede asegurar nada pero, posiblemente sí; un triunfo siempre vale, o al menos así debe ser. Pero si no hay repercusión de ninguna índole en lo que ha hecho el torero, es entonces cuando uno se aboca a la soledad.


Alfredo Bernabéu jugándose la vida en una capea frente a un toro-toro

-En tu carrera hay cosas que no me cuadran; es decir, fuiste un gran novillero sin caballos y toreaste muchísimo y, tras el debut con caballos se apagó tu estrella y, diez años después estás empezando de nuevo. Con la mano en el corazón, en todos esos años de incertidumbre y soledad del alma, incluso del cuerpo, ¿no pensaste abandonar para siempre y buscar nuevos horizontes?

Yo no abandoné nunca, fueron las circunstancias las que me arrinconaron, la prueba es que muchos años después estoy conversando contigo para hablarte de mis ilusiones.

-¿Cómo cuáles?

Sencillamente al comprobar que el pasado año ya toree unas cuantas novilladas y que este año las dos que he sumado se han saldado con éxito, eso, como comprenderás, ilusiona a cualquiera.

-Me estoy acordando ahora de una fecha, la de tu debut en Sevilla que, para tu desdicha, tampoco pasó nada. Por lo menos, Alfredo, en tu hoja de servicios puedes decir que debutaste en La Maestranza de Sevilla, todo un lujo ¿verdad?

Éramos seis chavales ilusionados que nadie llegó a nada; es decir, los que fueron mis compañeros hasta abandonaron para siempre la profesión, entonces, visto desde ese punto de mira soy un afortunado que sigo “vivo” en el toreo.


Alfredo saliendo a hombros con sus compañeros

-Me decías que no tienes apoderado pero, por lo que he podido saber tienes a personas de suma relevancia a tu lado, entre ellos, un alto ejecutivo de una empresa aseguradora que, para tu suerte, ejerce de mozo de espadas contigo. Don Francisco Narváez es el hombre, algo que dice mucho de ti o quizás de él ¿cierto?

Permíteme que le nombre en el plano personal de amigo y que te diga que, Paco Narváez es un hombre extraordinario que se ocupa de todas mis cosas, entre ellas, hasta de buscarme contratos dada su buena relación con los hombres del toro; no es lo que llamamos un “taurino” al uso, pero sí un señor con unos conocimientos importantísimos dentro del entramado taurino, algo que siempre me facilita mucho las cosas.

-Quiero decirte, Alfredo, que veo tu caso y el de otros muchos chavales que quieren ser toreros y, al pensarlo, sudo en el alma. Seguro que tú estás convencido de que el milagro pueda darse pero, amigo, te diré que por ejemplo, Diego Carretero, novillero triunfador del año pasado, creo que líder de su escalafón, se doctoró este año en Alicante con una alternativa de auténtico lujo, un triunfo de clamor y no ha toreado ni una sola corrida más. Pese al ejemplo que te he puesto, ¿te quedan ganas de seguir luchando?

Por supuesto que soy consciente de las dificultades, las del compañero que me has nombrado y la de tantos chicos que han quedado en el camino, que me lo digan a mí que, en mi trayectoria he visto a decenas de chicos que han abandonado porque ya no les quedaban fuerzas. Pero, si me permites, deja que te confiese que yo quiero seguir perseverando, sencillamente porque tengo juventud y libertad para ello, al margen de las condiciones que tengo para ser torero.

-Me has contado tu experiencia este año en Ciudad Rodrigo y, al margen de tus palabras, las fotos que me has mostrado me han dejado impresionado; es decir, te jugaste la vida de verdad frente a un toro en puntas que asustaba hasta al miedo. ¿Esa acción que tuvo lugar en Ciudad Rodrigo, ¿es la prueba palpable de que verdad quieres ser torero?

Hombre, como testimonio creo que es una prueba única y verdadera. Allí acudí a jugarme la vida, sencillamente porque me ilusionaba enfrentarme a un toro de verdad; pero no creas que fue fácil porque había muchos chavales con la misma idea que yo, pero me cupo el honor de darle varios lances con el capote y luego con la muleta, algo que me hizo muy feliz.


Alfredo Bernabéu en las capeas de Ciudad Rodrigo

-La foto que me has mostrado de Ciudad Rodrigo, amigo, me ha transportado muchos años atrás cuando las capeas de los pueblos eran un realidad hermosa para los que chicos que querían ser toreros. Entre otros pueblos, Tibi, mi lugar de nacimiento y un sitio al que tanto amo, sus capeas eran conocidas mundialmente. Una pena que, las vacas y novillos que se corrían por las calles, otrora vírgenes, se hayan cambiado por vacas callejeadas y astutas. ¿Has toreado alguna vez en Tibi?

Sí, y con gran éxito. Lo digo porque pegarle cuatro pases a una vaca como las que tú has nombrado eso ya es un éxito sin precedentes.

-¿Dónde pasaste más miedo en Ciudad Rodrigo frente a un toro auténtico o en Tibi frente a esas vacas corraladas y traicioneras?

Son planteamientos distintos y, como dices, el valor debe ser una constante para ambos sitios; pero si se trata de emoción me quedo con Ciudad Rodrigo por aquello de que me enfrenté a un toro auténtico y en puntas; internamente, en aquel lugar sentí que puedo ser torero.

-Imagino, Alfredo, que por tu veteranía como novillero pienso que tienes todo el derecho del mundo para llamar a las puertas de la plaza de toros de Madrid para dar el aldabonazo que necesitas.

En ello estamos. No es sencillo. Somos muchos y todos creemos tener el derecho para que nos contraten pero, Paco Narváez, mi amigo, está haciendo gestiones al respecto que, quiera Dios que nos deparen el éxito de poder torear en dicha plaza.


Cartel anunciador de uno de sus festejos

-Otro valor que adorna tu persona, como me han contado, no es otro que tienes como profesor de lecciones teórico-prácticas al maestro Gregorio Tébar El Inclusero. ¿Sientes que aprendiste algo nuevo junto al maestro?

Indudablemente porque el maestro es toda una fuente del saber, tanto a nivel artístico como humano; un prodigio de persona de la que a diario aprendo las lecciones más insospechadas. A su lado aprendo la ética y, sin duda la estética; pero todo ello rociado de la más absoluta naturalidad, el valor que siempre caracterizo a El Inclusero. Sus lecciones, como torero y como persona sabia la que le han forjado los años, son todo un premio que el destino me ha dado. La forma que tiene el maestro de entender la vida y el mismo arte, son factores fundamentales para que me sienta un tipo afortunado.

-Se habla mucho y siempre con desdén de que los novilleros tienen que poder dinero para poder actuar. Si me apuras, Alfredo, creo que no es ninguna novedad que los chavales tengan que invertir en su carrera, en su preparación porque, todas las profesiones, es decir, sacar una carrera es algo que siempre ha costado mucho dinero y, en los toros lo vemos como un atraco que un chaval tenga que pagar. ¿Qué piensas tú de semejante galimatías?

Ante todo has dicho una verdad que aplasta; en todas las profesiones para lograr el objetivo hay que invertir muchos dinero por parte de los padres hacia sus hijos. En los toros ocurre lo mismo pero, como dijiste está mal visto. Te explico. Otra cosa sería que las novilladas fueran rentables, que acudiera mucha gente y que el empresario se quedara con todo lo recaudado pero, los festejos que se montan en los pueblos son siempre deficitarios porque no acude la gente. ¿Qué hacer? ¿No montar estos festejos? Eso sería lo lógico; pero como todos queremos torear es normal que, como me sucede a mí, que me entreguen un puñado grande de entradas para venderlas y de dicho modo sufragar los que son mis gastos. Como me han contado, por ejemplo, cuando Pepe Luís Vázquez Silva era novillero esas cosas no pasaban porque se agotaba incluso el papel en las novilladas.

-¿Te has fijado una fecha límite que determine si seguir o dejarlo para siempre?

No, para nada. Y lo digo lleno de convencimiento. Luego el tiempo y el destino dirán su última palabra, pero yo me siento joven y fuerte como para seguir en este duro camino por el que transito con la ilusión de ser torero.

-Pese a ser alicantino, ¿hubiera cambiado tu destino de haber nacido en la capital y no en un pueblo donde naciste, es decir, Villafranqueza?

El orden de los factores no creo que altere el producto. En ese aspecto todo habría sido igual; es cierto que, como antes decíamos, de haber logrado un triunfo grande cuando me presenté en Alicante, posiblemente sí que hubiera notado el cambio. No fue así y debemos de seguir, no queda otro camino.

-Te lo pregunto a ti sin que puedas pensar que se trata de una pregunta capciosa. ¿Será cierto que el toro pone a cada cual en su lugar?

Sin lugar a dudas; puede que haya alguna que otra excepción pero, al final, a la larga, es el toro el que deja a cada uno en el lugar que le corresponde. Entre otros, ahí tienes el ejemplo de Roca Rey.

-¡Y lo afirmas tú!

Por supuesto.

-Ahora, Alfredo, la pregunta es obligada, ¿eres un torero de valor o de arte?

De forma humilde creo que atesoro ambos factores en un cincuenta por ciento de cada cual. Por mis venas corre el concepto artístico y, el valor es algo que se tiene que tener de forma obligada, el arte se puede pulir pero si no se tiene valor creo que sería imposible ser torero.

-Muchas gracias, matador. Que tengas mucha suerte y que se cumplan tus sueños.

  haznos tu página de inicio   
 
DE NORTE A SUR, DE ESTE A OESTE
EL AGOSTO DE LAS MIL FERIAS
LA TVE DE UNOS POCOS
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
DE NORTE A SUR, DE ESTE A OESTE
EL AGOSTO DE LAS MIL FERIAS
LA TVE DE UNOS POCOS
 
DAVID DE MIRANDA: Volver a torear ha sido un milagro
QUÉ ESPERA DE 2018
DIBUJOS TAURINOS (XV) - SAN ISIDRO 2018
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
DAVID DE MIRANDA: Volver a torear ha sido un ...
QUÉ ESPERA DE 2018
DIBUJOS TAURINOS (XV) - SAN ISIDRO 2018
 
DECISION DE DOBLE FILO /
LA CASTA DE LOS TOROS 3 /
UN CAPOTE SALVADOR /
Op. / Venezuela
Op. / México y Estados Unidos
Op. / México
DECISION DE DOBLE FILO
LA CASTA DE LOS TOROS 3
UN CAPOTE SALVADOR
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.