inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 
 
15/08/2018
  (Teziutlán-México) Un toro entre los párpados
 
Firma: Mary Aguilar
 
     
 

Ante poco más de media entrada en la Plaza de Toros “El Pinal”, se llevó a cabo la segunda corrida de la Feria del Toro en Teziutlán. Se lidiaron seis toros de la ganadería de Tenexac, bien presentados y de juego desigual, destacaron 3º, 5º y el 6º recibió arrastre lento. Se lidió también un toro de regalo procedente de Coyotepec, justo de presencia y de buen juego.


Federico Pizarro: palmas, silencio y orejas en el de regalo.

Octavio García “El Payo”: silencio y división de opiniones.

Hector Gabriel: oreja y orejas.


Un toro entre los párpados



 Para Paz y Sabino Yano, para Santiago  Villanueva este torito de tinta por sus toros de bandera.

Y para Ramón Sienra que trae prendida la divisa de Tenexac en el alma.




Eduardo Galeano tiene una mujer atravesada entre los párpados. Yo tengo atravesado un toro. El escritor dice que: Si pudiera, le diría que se vaya; pero tengo una mujer atravesada en la garganta. Yo tengo al cárdeno entre pecho y espalda y le ruego se quede a vivir ahí.


Hablo de Tsinakanti -Murciélago- de Tenexac, número 244, pesó 490 kilos e hizo de quinto de la tarde. No me deja en paz la escena que montó. Salió avispado de toriles, atento al menor movimiento; sin completar si quiera una vuelta al ruedo remató en el burladero de matadores, dos acometidas fueron suficientes para zafar las tablas y dejar al descubierto a quienes ahí se resguardaban. Para el morito fue sencillo hacerlo, diría incluso que sin mayor esfuerzo, sin embargo para nosotros fue sobrecogedor. Cierto es que sus hermanos dieron notas más altas, pero ese instante en que hizo volar las tablas es un monumento a la fuerza, al señorío del toro bravo. Por eso el cárdeno me atraviesa el alma, el crujir del burladero al romperse resuena en mi pecho como segundero, es la nota de clarín que no llega a pasodoble pero no me deja ni a sol ni a sombra. El pupilo de la familia Yano rompió el silencio para crear con sus diamantes una nueva forma de latir. 


Además, le dejó al Payo lucir con un puñado de verónicas y tras pasar el examen con el piquero se prestó para el quite suave y bonito del torero rubio; luego vino el brindis para el torero del adiós, Federico Pizarro, y una faena de cabeza, firme pero delicado con el burel que si bien mantuvo la atención se vio mermado por un tercio de varas durísimo, su casta le mantuvo a flote. El diestro mal con los aceros hasta dividir la opinión.


Tengo ese toro atravesado en los ojos, pero como en las sagradas escrituras: En el principio…


Abrió plaza un señor de 515 kilos: Ominakatani -Carroñero- estaba herrado con el número 304 y a Federico Pizarro le tocó recibirlo con un ramillete de verónicas, fijo y fuerte movió al piquero para después acometer por abajo en el quite por chicuelinas; sin embargo le faltó la necesarísima raza para romper con un matador en el otoño de su profesión que se fue con generosas palmas tras el bajonazo.


El adiós de Pizarro

Completó su lote Kuetlaxcoyotl -Zorro- número 324 con 495 kilos en la caja, a quien apenas saludó con el capote para enseguida someterlo a una mala vara y un peor tercio de banderillas. Entre azul y buenas noches el toro, Pizarro se enfrentó a un animal dolido, sin condiciones para bordarlo y lo toreo como pudo mientras la banda le sonaba Las Golondrinas, una protestada estocada delantera culminó con el turno.


Y para no preguntar a dónde irá la golondrina, vino el regalo, un pequeñito de Coyotepec, Gracias número 55. Repetidor y ad hoc para terminar un festejo en pachanga, con música toda la lidia y sin quien estuviese pendiente de las formas sino acompañando al torero que estaba por cortarse la coleta.


Salieron en segundo lugar Octavio García “El Payo” y el guapo Aulisapan -Alegre- marcado con el número 44 quien desplazó 495 kilos y prestó atención de inmediato a los capotes, recibió un puyazo muy trasero y estuvo sujeto a otro mal tercio de banderillas. Payo estuvo en torero, capaz, con dominio de si y del toro que salía suelto y no permitía rematar las tandas, pero le echó cabeza y supo aprovecharlo, incluso echó mano de uno que otro adorno para mantener con él al público; desafortunadamente tocó hueso con la toledana, su cuadrilla ineficaz y torpe al asistirlo hasta retirarse en silencio.


El Payo firme y con cabeza ante el de Tenexac

Dicen que cuando dios da hasta los costales presta, pero uno debe tener cuidado con lo que desea pues de cumplirse más nos vale aprovecharlo; Héctor Gabriel sorteó el lote de la tarde, lo asimiló bien y pronto como se requiere. Su primero fue el imponente Tonali -Suertudo- número 284 con nada menos que 500 kilos, la mirada del Tenexac era seria y su comportamiento fue siempre encastado, el chaval tuvo la virtud de identificarlo desde los primeros lances donde repitió pronto y con celo, observó el vigor en la pelea con el caballo; con la muleta le anduvo sereno, seguro de pegarle los pases que semejante pavo necesitaba, plantado y con el sitio de quien torea cada dos por tres cuando sabemos perfectamente que hacia más de un año no se ponía delante del de las patas negras. Es clarísimo, no importa si están cerradas todas las puertas, el único poder para abrir ventanas es la ilusión, la paciencia todo lo alcanza y el muchacho ejecutó un estocadón de cátedra. Rodó pronto el morlaco, luego vinieron los gritos de ¡torero torero! y una oreja con sabor a rabo.


Hasta la empuñadura Héctor Gabriel

Cerró plaza junto al número 344 con 510 kilos, Kaxtikali -Castillo- no fue de arena sino otro toro bien hecho, rematado y con la cualidad que nos pone de acuerdo a todos los taurinos: bravura. Una vez más el poblano fue consciente de lo que tenía por torear y se dio vuelo; muy prendidito del percal a la verónica, encastado en la reunión con el varilarguero y en los medios de la plaza noble, emotivo, repetidor, embistió en todos los terrenos y duró todo lo que quiso, con la transmisión universal que tienen los bravos. Hubo petición de indulto pero lo mató con honestidad para arrancarle orejas prendidas cual aretes de broche. Al pasear los trofeos invitó a acompañarle en la vuelta al ruedo a Santiago Villanueva, el heredero de tremendo legado, es un ganadero joven y serio, los años comienzan a darle la expresión que se adquiere con el pasar de estos y sin embargo durante el recorrido en la arena vi la sonrisa de un niño; el toro son sinsabores, batallas perdidas y eternas pero tiene la magia de devolvernos la mirada límpida de la infancia, nos regresa aunque sea un instante la capacidad de asombro.


El ganadero de Tenexac y Héctor Gabriel

Los toros de Tenexac son el canto de las sirenas, sus mugidos nos hacen ir hasta a sierra poblana, para recordar que el amor es inmutable y terco, remata cuantas veces sea necesario, con fiereza destruye prejuicios, rompe esquemas como romper tablas y te obliga a salir del burladero a encararlo.


Tengo un toro atravesado entre los párpados que no me deja escribir.


*Fotos: Ramón Sienra

  

 
     
   
     
   
     

  haznos tu página de inicio   
 
LOS 'BOMBOS' Y LAS 'BOMBAS'
¡AMÉRICA, AMÉRICA!
DAVID SILVETI, MÉXICO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LOS 'BOMBOS' Y LAS 'BOMBAS'
¡AMÉRICA, AMÉRICA!
DAVID SILVETI, MÉXICO
 
OCTAVIO CHACÓN: Del cero al infinito
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LA FERIA QUE LO CAMBIA TODO
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
OCTAVIO CHACÓN: Del cero al infinito
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LA FERIA QUE LO CAMBIA TODO
 
46º AÑOS SIN FIESTA BRAVA /
EL FANTASMA /
DIEGUITO CLAVÓ UN CLAVITO /
Op. / Venezuela
Op. / México
Op. / México
46º AÑOS SIN FIESTA BRAVA
EL FANTASMA
DIEGUITO CLAVÓ UN CLAVITO
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.