inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
07/10/2018
  (Ciudad de México) José María Hermosillo reclamó su sitio en el cartel de hidrocálidos. Roberto Román herido
 
Firma: Jorge Eduardo
 
     
 

Novena novillada de la Temporada chica 2018, tercera de la última etapa de Soñadores de Gloria. Tarde fresca y muy agradable, con unas dos mil quinientas personas en los tendidos. Se lidiaron cuatro novillos de Maravillas, y dos de San Antonio de Padua (3º y 5º). En conjunto conformaron una novillada muy dispareja de presentación, en la que, quizás, tan solo el tercero de la tarde destacó en ese ámbito. El cuarto fue fuertemente protestado por chico. En cuanto al juego también lo fueron: el primero bueno, el segundo desclasado, tercero con sentido, cuarto sin transmisión, quinto premiado con arrastre lento, y sexto deslucido. Actuaron los siguientes novilleros:

José María Hermosillo (mató primero, tercero, y quinto): vuelta al ruedo tras petición, silencio, y oreja con petición de la segunda tras aviso.

Héctor Gutiérrez (mató segundo, cuarto y sexto): silencio en los primeros dos, y salida al tercio.

Roberto Román: herido.

Saludaron en el tercio Christian Sánchez y Fernando García hijo tras banderillear al tercero, y Diego Martínez por su labor con los palitroques en el cuarto.

Roberto Román fue herido en la zona del recto intentando un quite con el primer de su lote. El parte médico es el siguiente:


Foto archivo

Tras romper el paseíllo, los profesionales dieron una vuelta al ruedo con mantas en protesta contra el enésimo intento del Partido Verde de prohibir los toros en la capital.


Momentos muy intensos de Hermosillo. Foto: La Plaza México

Los tres hidrocálidos punteros mostraron tremendos contrastes en sus actuaciones este domingo en La México, ante los novillos de Maravillas y San Antonio de Padua. José María Hermosillo, quien se había quedado atrás ante los triunfos de sus alternantes, exigió su sitio. Héctor Gutiérrez lució frío y monótono, mientras que a Roberto Román le pasó factura su verdor, tope natural de su enorme capacidad en desarrollo.

Hermosillo, primer espada, construyó su actuación apenas abrirse de capa. Emocionó en las tafalleras, soberbiamente rematadas con dos lances a una mano, a modo de derechazos. En el último tercio conformó un buen trasteo, aunque de más a menos. Hubo ligazón por ambos lados, aprovechando las emotivas embestidas del que probablemente fue el mejor novillo de la tarde. Marismeño –n. 125, 422 kg.– tuvo emotividad y recorrido por ambos lados, fijeza y acometividad. No obstante, el novillo no fue un alma de la caridad, pues terminó buscando al novillero, que por momentos se vio incómodo por esa tendencia. Mató de tres cuartos de estocada, y dio una vuelta al ruedo tras petición. Se mostró solvente en el novillo que mató por Roberto Román.

A pesar de que aquel trasteo tuvo mayor continuidad, y el novillo tuvo mejores condiciones, la labor más rotunda fue con el quinto de la tarde. Campeador –n. 109, 386 kg.–, fue el quinto novillo de la función y el segundo del hierro de San Antonio de Padua. De salida, y durante buena parte de la faena, el comportamiento de la res fue informal, deslucido, y sin entrega. Poco colaboraba con la faena el ambiente decaído que se vivía tras el percance de Román, y la concurrencia estaba más bien distraída. Un pase de pecho, en redondo, templado, rematado hasta la hombrera, fue el toque de atención. A partir de ahí la faena vino hacia arriba.

Hubo calidad, transmisión, e intensidad; buen toreo por ambos pitones. Por el lado derecho Hermosillo es más proclive a la ligazón, en consecuencia, los pasajes más firmes y mejor estructurados de la faena vinieron por ese lado. El toreo en redondo, consintiendo pero obligando, conformó grandes pasajes, sobre todo cuando remató cambiándose de mano por delante. Por el lado izquierdo tiene muchos problemas para ligar, tal vez por cruzarse demasiado, y tomar la muleta un poco más allá del centro del palillo. Sin embargo hubo buenos naturales, y podemos hablar de una faena completa. Hacia el final acortó las distancias, y decayó un poco la intensidad, aunque algunos detalles, como la arrucina frente al burladero de matadores, sostuvieron el trasteo. Mató de estocada espectacular, pero  tendenciosa y calada, y descabello para cortar una oreja con petición de la segunda.

Héctor Gutiérrez lució frío, desangelado, mecánico, y sin transmisión a lo largo del festejo. A su vez, le tocó echar pal ante con un lote informal y deslucido. Sin embargo, pesa más la monotonía de sus formas y procedimientos, que domina a la perfección, pero que parecen no ser lo suficientemente flexibles para funcionar acorde a las condiciones de cada toro. Peluquero –n. 137, 443 kg.–, segundo de la tarde, fue un novillo descompuesto, al que el hidrocálido no puedo meter en la muleta.      Hizo cuarto Platero –n. 120, 390 kg.–, protestado de salida por su poco trapío, tal vez fue el mejorcito del lote, con el que tampoco hubo acoplamiento ni transmisión al tendido. El cierraplaza, Platillero –n. 115, 397 kg.–, parecía ofrecer un mejor panorama, pero desafortunadamente acabó por sosear, terminando con las esperanzas de ver otra buena actuación de Gutiérrez.

Roberto Román lució atropellado y desordenado, al extremo de desembocar en su bautismo de sangre intentado quitar. Salió a gustar, sin duda, pero lo hizo cuando debió salir a observar, comprender, y sobreponerse a las condiciones del que fue el novillo más complicado y grande del festejo. Recibió por una variante de tafalleras con tijerillas, en las que Consultor –n. 106, 460 kg.– avisó por primera vez que no permitiría florituas. En el quite por chicuelinas vino la voltereta, y tras de una pésima intervención de la cuadrilla intentando el quite, se produjo la cornada en la zona rectal.

La lidia continuó caótica, y destacó Fernando García hijo, quien se presentó en esta plaza, por su eficacia, valor, y lucimiento en banderillas, y saludó en el tercio junto con Christian Sánchez, quien, en contraste, cubrió el tercio solo con lucimiento. Los novillos esperaban mucho en el segundo tercio, permitiendo buenos momentos de los banderilleros, el maestro Adolfo Sánchez también saludó tras parear al primero, y más tarde en el festejo consumó un quitazo a Gilberto Aragón, que cayó en la cara del toro. Diego Martínez hizo lo propio, sin duda uno de los mejores banderilleros con los que cuenta nuestra fiesta. Es serio, es eficaz, es torero, y tiene un valor tremendo.

El próximo domingo partirán plaza Francisco Martínez, Juan Pedro Llaguno, y Ricardo de Santiago con utreros de Monte Caldera.      

 
     
   
     
   
     

  haznos tu página de inicio   
 
¡¡ ALARMAS !!
CON LAS MANOS LIMPIAS…
OTRA QUE DICE SER MINISTRA
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
¡¡ ALARMAS !!
CON LAS MANOS LIMPIAS…
OTRA QUE DICE SER MINISTRA
 
CURRO DÍAZ, UN TORERO DE CULTO
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LIMA 2018: GALDÓS SE LLEVÓ EL ESCAPULARIO DE ORO
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
CURRO DÍAZ, UN TORERO DE CULTO
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LIMA 2018: GALDÓS SE LLEVÓ EL ESCAPULARIO DE ...
 
LOS TOREROS ECUATORIANOS /
POBRE TAUROMAQUIA /
OJO CON ESTO /
Op. / Ecuador
Op. / España
Op. / Venezuela
LOS TOREROS ECUATORIANOS
POBRE TAUROMAQUIA
OJO CON ESTO
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.