inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
18/11/2018
  (Temporada Grande-México) Crónica del Festejo: Despedida deslucida, figura en horas bajas, juvenil devaluado, y petardo ganadero
 
Firma: Jorge Eduardo
 
     
 

Visite nuestra ficha del festejo.

Solo un toro de Julián Hamdan (¡De Julián Hamdan!) rompió con el tedio de una corrida completamente descastada de La Estancia. En seis toros fueron escasas las opciones de lucimiento para los espadas, quienes además lucieron cortitos de recursos para remontar la situación, lo mismo con el malo que con el bravo en el caso de Castella. Quizás tan solo Diego Silveti pudo salir de esa tónica con base en el toreo de arrojo que le conocemos bien. En resumen, tan solo vale la pena subrayar la presentación de la corrida del aspecto ganadero, pues fue muy seria excepto por el sexto de la tarde.

Ignacio Garibay tuvo una despedida que fue casi una figura de su carrera. Tuvo pasajes de mucha calidad, de reconocimiento unánime entre el tendido, en el que lucieron su enorme calidad en el capote y sus buenas formas con la muleta, pero que no se pudieron redondear en faenas. Al capitalino nunca le alcanzó la ambición para dar el estirón y ponerse en figura, sin embargo, era un torero muy atractivo que ofrecía variedad a los carteles. No se cortó la coleta, pues lo hará próximamente en Aguascalientes.


La carrera de Ignacio Garibay con el sabor agridulce del que pudo ser

Costuras del alma –n. 53, 492 kg. –, negro listón, cortito de caja, hondo, enmorrillado, y delantero vuelto, fue el abreplaza. El bicho se empleó en las telas desde el bello recibo por lances, a los que acudió humillado, arando la arena con los belfos. Garibay consiguió tandas ligadas por el lado derecho, con los muletazos limpios y templados hasta el último tiempo, cuando el burel encontraba la tela con el pitón. Por el lado izquierdo de plano no pudo imponerse Nacho, que tan solo extrajo un par de naturales sueltos entre sendas tandas atropelladas. La gente, sin embargo, estaba con él, y tan solo algunos tímidos gritos de “toro” surgieron por ahí. Mató de tres cuartos de acero y cortó una oreja más bien cariñosa.


Calidad de Nacho Garibay, siempre. Por mandiles con el de la despedida

El de la despedida fue un toro de menos condiciones, bautizado con el cursi nombre de Matita de romero –n. 42, 545 kg. –. De su lidia es destacable el estupendo quite por tafalleras, revolera, y tomasinas, cuajado tras de que el cárdeno saliera de los caballos sin apenas hacer sangre. En el último tercio fue manifiesta la debilidad del toro, a pesar de sus ganas de embestir. A consecuencia de ello, Garibay debía llevarlo muy suave y a media altura, mermando. El mejor momento de la faena fue una tanda bajo el doliente son de Las Golondrinas, con la plaza iluminada por un espectacular halo crepuscular decreciente, y las luces de los teléfonos de la afición.  Fue ella por el pitón derecho, rematada por un pase de pecho antes de un desplante, que se convirtió en un pase por alto ligado con el desdén. Después de eso vimos muy poco, y el de la despedida optó por abreviar, matando de estocada tendida tras pinchazo. Cortó otra oreja.


¡Hasta siempre!

Sebastián Castella no tuvo la mejor de sus tardes en México. Noveno sitio del escalafón español, la carrera del diestro de Beziers se ha diluido poco a poco. Aunque está lejos de aquel torero arrollador de mediados de la década pasada, conserva su cartel como diestro taquillero en México. Tal situación la corrobora la buena entrada de este domingo, en el que unas dieciséis o diecisiete mil personas se dieron cita en el embudo, justo en un día sumamente cargado de grandes eventos en la capital. A la primera parte del argumento la validan la triste lidia de Leyenda del tiempo –n. 43, 499 kg. –, castaño jirón, con cierto geniecillo, al que Castella despenó tras tres minutos de ponerse enfrente. Escuchó algunos pitos.

El quinto de la función fue Calle Real –n. 26, 528 kg. –, un toro muy serio y muy bonito de hechuras, descolgadito de cuello, negro listón. No obstante, fue un toro sosito y con peligro sordo, que iba dormido en la muleta, pero que le avisó a Castella en dos o tres ocasiones que iba a por él. El francés consiguió algunos buenos momentos con base en su verticalidad y quietud, sobre todo en el inicio por estatuarios, muy clásico de su toreo. No obstante la faena no pudo crecer al no existir ligazón, ni continuidad. Mató de pinchazos y un descabello para taparse en silencio.


Sebastián Castella ha pasado mejores momentos en el albero capitalino

El mejor toro de la función fue el regalo de Julián Hamdan, bonito de tipo pero de aspecto juvenil, enmorrillado y construido hacia arriba, cornivuelto y astifino. Se llamó Tiempo sabio –n. 7, 504 kg. –, y desde la salida permitió un sobresaliente recibo por verónicas de Sebastián Castella, además de que se empleó en el caballo y tuvo movilidad en banderillas. Fue, pues, un toro con emotividad, codicia, recorrido, fijeza, repetición, humillación, y prontitud por ambos pitones. Un toro, pues, encastado, ninguna perita en dulce, sino un toro bueno al que había que poderle. El galo pintaba para armarle un lío gordo, sobre todo durante su inicio rodilla en tierra, en el que el toro acudía queriéndose devorar la muleta, como un ferrocarril.


Menos que discreto de presencia, pero sobrado de virtudes el toro de regalo

El resto de la faena fue un tanto más complicado para el torero, que tras de una tanda por la derecha alternó los lados, descubriendo una embestida un tanto más pastueña por el lado siniestro, por el que Sebastián cuajó una tandita discreta. Por el lado derecho le costó poderle, en el terreno del tercio a la altura del palco del juez, donde intentó toda la faena, que nunca vino a más a pesar de la duración del toro, al que nunca metieron en la muleta. Castella lo pasaportó de estocada perpendicular y contraria, que no hizo efectos inmediatos por sus deficiencias. Jesús Morales, juez de plaza, se guardó atinadamente el segundo pañuelo que exigía una fracción no mayoritaria del foro, pero le pasó de noche el comportamiento de Tiempo sabio.

En el ámbito de las noticias sorprendentes, sobresale que a Diego Silveti no le tocó en suerte el mejor lote del festejo, tal vez por primera ocasión desde su confirmación de alternativa. El tercero fue Vente a razones –n. 32, 515 kg.–, muy serio, con el que solo pudo lucir el guanajuatense en el quite por gaoneras. En la muleta el juego del toro fue de una debilidad manifiesta, en la que Silveti debió mantenerse al hilo del pitón, cuidando al toro a media altura.


Poca recompensa para Diego Silveti

El sexto, Duquende –n. 46, 498 kg.–, un castaño prácticamente aldinegro, también pobre de juego. Silveti debió poner su valor y su estoicismo característicos, muy al estilo de su tío Alejandro, para conectar con el público. El punto álgido de su actuación fueron unas bernadinas de escalofrío rematadas con un bonito desdén pegado a tablas. A ambos toros los mató bastante mal, sin decisión para tirarse al volapié, sino más bien esperando meter la espada a un tiempo con toros que no apretaban lo suficiente para lograrlo.  En consecuencia, escuchó sonoros pitos tras aviso en el primero, y palmas tras pinchar dos veces en el sexto.

El próximo domingo, en punto de las 16:30 horas, partirán plaza el rejoneador Andy Cartagena, y de a pie los hidrocálidos Arturo Macías y el novel Leo Valadéz. Se lidiarán dos toros de Reyes Huerta, y cuatro de Arturo Gilio.  

Fotos: Luis Humberto García Humbert.

 
     
   
     
   
     

  haznos tu página de inicio   
 
¡¡ ALARMAS !!
CON LAS MANOS LIMPIAS…
OTRA QUE DICE SER MINISTRA
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
¡¡ ALARMAS !!
CON LAS MANOS LIMPIAS…
OTRA QUE DICE SER MINISTRA
 
PABLO AGUADO:  Pura esencia sevillana
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LIMA 2018: GALDÓS SE LLEVÓ EL ESCAPULARIO DE ORO
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
PABLO AGUADO: Pura esencia sevillana
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LIMA 2018: GALDÓS SE LLEVÓ EL ESCAPULARIO DE ...
 
LOS TOREROS ECUATORIANOS /
POBRE TAUROMAQUIA /
OJO CON ESTO /
Op. / Ecuador
Op. / España
Op. / Venezuela
LOS TOREROS ECUATORIANOS
POBRE TAUROMAQUIA
OJO CON ESTO
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.