inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Antolín Castro  
  España [ 14/01/2008 ]  
CARTA ABIERTA A EL PANA

De forma inusual, diferente, pongo las teclas del ordenador mirando a México -antes se decía abriré mi pluma- para dirigir una carta abierta a Rodolfo Rodríguez “El Pana”, un hombre, un torero. En cualquier caso, todo un personaje se le mire por donde se le mire, al que le dirijo estas sinceras letras.

Estimado Maestro:

Como sabe, dirijo este Portal Taurino en Internet llamado Opinionytoros.com, y en él ejercemos la función periodística referida a la información taurina. Como usted en lo suyo, lo hacemos por vocación y no nos mueve mas interés que el ser nosotros mismos, pero sin dejar de querer la parte importante que nos toque ser, no solo la que nos dejen o asignen otros, en la actividad que desempeñamos.

De siempre he valorado a quienes, como usted, han perseguido la gloria y el éxito personal, pero no a costa de todo, sino como la consecuencia lógica del propio esfuerzo, sentimiento y valía. Y no es fácil mantener esa línea si existen alrededor depredadores, gentes sin escrúpulos, que anteponen todo de tal manera que suben los peldaños sin mirar el cómo o, lo que es peor, pisoteando y apartando a quienes van delante o al lado. No voy a relatar su vida que, además de bastante difundida, nos llevaría mucho tiempo, solamente quiero dirigirle estas letras para darle las gracias por eso y por otras muchas cosas más.

Gracias por devolverle a la afición mexicana la ilusión por tener alguien en quien esperar en el toreo. Le necesitaban y llegó, como un sino marcado en su carrera, un poco tarde, siempre tarde, un día después de Reyes del pasado año. Quiso el destino que en suerte le tocara un Rey Mago providencial y con él cambió el signo de la historia que los desaprensivos le tenían marcado. No pudieron calcular tanto y ese Rey Mago y su toreo hicieron el resto. Tarde sí... pero a tiempo para poder dejar regados los ruedos de su impronta, su personalidad, su torería y una entrega desmedida por vocación y amor a lo que hace, además de tan buenos momentos con su capote y muleta, pero también... regados esos ruedos con su sangre. Todo eso es lo que corresponde, de forma natural y lógica, a la vida de un torero.

Gracias, porque eso que he relatado al final del párrafo anterior, siendo propio de toreros... no se da. O no se da o sólo llega con cuentagotas a las plazas. Por eso ha supuesto tanto su renacida figura. Ni es casualidad ni producto del marketing lo suyo; es como una fotografía en blanco y negro, o en color sepia, que descubre, y deja claro, que el toreo no es como nos lo pintan, y desde hace unas décadas, sino como era y nunca debería de haber dejado de ser. Todos los brillos y colores, los muchos brillos y colores, de las imágenes de hoy, carecen del mínimo valor de lo auténtico y es casi seguro que, lloviendo, se pudiera hasta desteñir ese coloreado artificial.

Gracias por ese optimismo y vitalidad que desparrama a manos llenas, ya sea en los ruedos, en sus declaraciones a la prensa o desde la misma cama de un hospital. Es contagioso y los aficionados necesitan ídolos de quien contagiarse y en quien depositar su confianza. Necesitan creer y dar su voto a quien, además de hacerles pasar momentos inolvidables en las plazas, sea capaz de transmitir esa vocación que a usted se le sale por todos los poros de la piel. Les queda claro, a los aficionados, que no ha estado todos estos años esperando el éxito por dinero, sino por cumplir con la obligación de mostrarse artista ante ellos. Le mereció la pena esperar, pero a ellos, a nosotros, también.

Gracias por enfrentar con pureza las suertes. Ya se que se le pueden censurar ciertos excesos sobre actuados, ciertas dudas ante el toro, falta de técnica para sortear dificultades, incluso la falta de facultades, pero todo eso no es un delito. Delito fue, y es, dejar parado a quien tenía condiciones -demostrado queda- para torear; cuantos contribuyeron a esa situación eran o son los delincuentes. Ya ve, le acusan ahora de torear toros con poca cara, que es en parte verdad, pero a esa acusación le falta el sostén y el reconocimiento de sus enfrentamientos todos estos años atrás ante el ganado que no quería ver nadie; incluso el día de su resurrección y posterior actuación en la plaza México, que presencié en directo, nada había que censurar en ese sentido. No es un derecho, pero mirando alrededor, ese pecado es más justo atribuirlo a quienes nunca vivieron su lucha, ni vieron la legua y sí disfrutaron de la comodidad desde el primer día.

Gracias por haber podido compartir con usted, maestro, algunos ratos en mi estancia del pasado año en México. Coincidimos en muchas cosas, quizás por verlas desde el mismo ángulo, ese que nos han dado los años y las situaciones vividas. Sabemos, ambos, que el toro no pone a cada uno en su sitio, sino que son los hombres, con sus actos, los que quieren marcar el sitio de y para todos. Una triste e injusta realidad que, en su caso, se hizo añicos en un día, como podía haber sucedido, o suceder, con otros toreros si se equivocaran mas de una vez los malos. Nos unió el convencimiento de que el toreo bueno nunca tuvo edad, la bohemia y su amar más lo bueno sin pensar en el dinero que el dinero conseguido a cualquier precio. Por eso sentí que no quedó vacío de contenido nuestro encuentro. Un año después, quiero volver a tener oportunidad de compartir otros momentos, en la plaza o fuera de ella que, por supuesto, serán distintos a los que se pueden vivir con cualquier otro torero.

Gracias por pensar que en España se puede también generar ilusión en los aficionados, que se puede repetir la historia; me consta que ya hay gente que espera que ello sea una realidad. Pequeño se quedaría Vistalegre ante el advenimiento de un torero diferente. Yo digo a los españoles que no esperen un torero con regularidad o un pedazo de figura; con El Pana solo se puede esperar que a la plaza llega aire fresco ¡con la edad que tiene! sólo con verle, o un torrente de sensaciones muy vitales si en un momento con el toro surge la magia del Brujo de Apizaco.

Gracias también por conseguir que, al conjuro de su nombre, las visitas a nuestras páginas de OyT se incrementen, suban como la espuma. No es lo que buscamos ni cuestión de marketing, como dije, pero esos lazos que unen los destinos nos tenían reservado disfrutar juntos y por los mismos hechos y motivos. Nuestros colaboradores, que gozan de plena libertad, no reciben instrucciones, pero a todos les ha dado por escribir de El Pana y por eso no creo que tengamos que pedir disculpas. Si las actuaciones de El Pana, y nuestra difusión de las mismas, incrementan las visitas al Portal, sólo me queda darle las gracias por su ayuda y gritar ¡Cómo nos visitan Pana!  

Gracias, por último, por conquistar los corazones de todos nosotros, que en los toros no son otra cosa que el motor al que llegan cada uno de los flujos de respeto a los toreros y los jugos de la ilusión que lubrifican los conductos para estar preparado cuando llegue el momento de las emociones fuertes, esas que se dan con el toreo profundo, con el de más verdad o cuando sobrevienen las cornadas. Por eso, hoy, cuando en unas horas me veré en el hule para que los doctores le den un poco de vida y amplitud a mis arterias coronarias, me acuerdo de El Pana, pues se que necesitaré tenerlas bien abiertas para soportar todas esas emociones que le quedan por hacernos vivir. Aquí, o allí si puedo acudir a México en breve, espero disfrutar viéndole o escuchándole y... si me lo permite, abrazarle.

Con el máximo respeto, atentamente,
Antolín Castro

*En la gráfica, el pasado año en compañía del maestro

 
   
 
   
Carlos Salinas 30/01/2008  
 
aunque no estoy completamente de acuerdo con sus comentarios sobre el pana no dejo de admirar la forma de hacerlos (un oleeeee a la mexicana). dios los tenga muchos años con nosotros. (por cierto soy médico reumatólogo)
 
   
Karina Olaya 18/01/2008  
 
Repóngase, señor Antolín que, como el mundo sabe, es usted el alma de OyT. Siga regalándonos sus sabrosos artículos que, sin duda alguna, nos llenan de gozo.
 
   
Jose A. Ruiz 18/01/2008  
 
Parece mimetismo. La semana pasada El Pana en el hospital y ahora usted Sr. Castro. Póngase bueno pronto y ponga orden aquí pues se lían muy gordas con el de Galapagar. Parece mentira, pero por la tirria que le tienen algunos, mas parece el peor torero de la historia. Vuelva pronto y siga ilustrándonos.
 
   
Luis Octavio Barrientos 18/01/2008  
 
Don Antolín. Siempre será un placer leer sus atinadas colaboraciones, tan llenas de sentimiento y con todo el estilo de lenguaje literario fresco y allegado a nuestra fiesta. En esta ocasión no tenemos sino que desearle éxito y esperarle ver nuevamente por México en próximas ocasiones. Mis mejores deseos y esperemos que arrope al Pana por los mejores caminos de la península ibérica. ¡Enhorabuena!
 
   
Ángel Andrés Martínez " Argos" 17/01/2008  
 
Desde la cama del hospital - lo mío solo ha sido un remiendo en la rodilla - te deseo que lo tuyo haya sido una anécdota para contar a los amigos delante de una botella de vino. Y no olvides la máxima antes de entrar en quirófanos " Empalmar, lo que haga falta; de cortar, nada" Con mis mejores deseos.
 
   
Alberto Palacios 17/01/2008  
 
Otra vez nos vueleve a sorprender Sr. Castro. Con su bella y sentida carta a El Pana, precisa y medida, haciendo de él un instrumento para ensalzar el valor de la afición y vocación al toreo, así como con esa metáfora utilizada para cerrar en la que nos cuenta sus problemas coronarios. Eso es arte, torear lo duro creando belleza. Pérmitame que le diga que es todo un artista.
 
   
Alejandra Ortìz 17/01/2008  
 
Sr Antolìn, no esperabamos menos de usted, el valor y la lucha que imprime en la defensa del toro y de la verdadera fiesta, se la a puesto usted al quiròfano. Seguiremos con nuestras oraciones para que muy pronto estè con todos nosotros, que Dios lo bendiga
 
   
Ernesto González 16/01/2008  
 
Ojalá Sr. Antolín que ese toro que tienen que lidiar los médicos se deje y puedan hacer una buena faena, para que vuelva al ruedo de la información lo antes posible, como los buenos toreros. Suerte.
 
   
Paco Espinosa 16/01/2008  
 
Esperamos su pronta recuperación, para poder seguir aplaudiendo o guardando silencio al leer sus escritos, broncas y avisos los mínimos. suerte y al toro.
 
   
Manuel Troya 15/01/2008  
 
Sr. Antolin le deseo de corazón una pronta recuperación, no cabe duda que ya mismo lo tendremos con la muleta planchada, la barriga metida y la cintura partida, como los buenos Toreros. SUERTE.
 
   
Ramón Estrada 15/01/2008  
 
Mucha suerte y le deseo pronta recuperación. Venga el arte!
 
   
Francisco Diaz 15/01/2008  
 
Suerte Antolin,le deseo el mejor animo y una pronta recupueración. En cuanto se ponga bien pienso llevarle la contraria (parcialmente) en cuanto a el Pana, pues yo no lo veo tan claro.
 
   
Alfredo Mendoza 14/01/2008  
 
Sr. Castro vaya a darle unos doblones de castigo a esas coronarias y le esperamos de regreso para que siga dando temas en esta pagina y continuemos dandonos golpes entre los lectores y desterremos al hermano Villamelón de estos lares. Recupérese para que si viene a México se eche unos tacos de carnitas, chicharrón y un tequila con su cuate el Pana. Animo
 
   
Rodolfo Gaona 14/01/2008  
 
le deseo una pronta recuperacion Don Antolin, que la virgen santisima de la Luz, madre espiritual de mi Leon de los Aldama le bendiga desde aca para que pronto sigamos leyendo sus atinados comentarios, un fuerte abrazo.
 
   
Pedro Abad-Schuster 14/01/2008  
 
Maestro de la Cronica Taurina Antolin Castro, Director de OYT, muchas bendiciones en su procedimiento medico, quiera Dios y La Virgen de los Desamparados de Valencia que se recupere al 100% para que en este 2008 nos ilustre a sus lectores y colaboradores de todas las emociones que siente cuando asista a una Plaza de Toros, nos informe, persuada y eduque en el arte de la Tauromaquia.
 
   
Luis Vaugier 14/01/2008  
 
Bendito sea el pana que hizo revivir nuestra fiesta y que volvieramos a meternos de lleno de nueva cuenta a los toros, este es un autentico idolo, muchos lo aman y muchos lo odian pero todos le quieren ver, gracias maestro y sr. Castro le deseamos pronta recuperaciòn.
 
   
Javier Enrique Zamorano 14/01/2008  
 
Primero fue el descubrimiento de la, casi inédita, obra plástica taurina de Raúl Anguiano (su Manolete se ve como sacerdote a punto de celebrar misa). Después la presentación de José Tomás y, finalmente la resurrección del bendito Pana. La fiesta ha vuelto por sus fueros.
 
 
  haznos tu página de inicio   
 
SEIS NACIONES OTRA VEZ
SEGUIMOS EN SAN ISIDRO…
MATADORES DE TOROS EN EL MUNDO, la obra de Picamills
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
SEIS NACIONES OTRA VEZ
SEGUIMOS EN SAN ISIDRO…
MATADORES DE TOROS EN EL MUNDO, la obra de ...
 
SALVADOR SANTORO, autor del libro En Corto y por Derecho: LINARES TAURINO, nos muestra sus impresiones
QUÉ ESPERA DE 2018
SAN ISIDRO 2018: Las Imágenes y los Recuerdos (y III)
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
SALVADOR SANTORO, autor del libro En Corto y ...
QUÉ ESPERA DE 2018
SAN ISIDRO 2018: Las Imágenes y los Recuerdos ...
 
DIEGO VENTURA Y SU ARTE /
PROHIBICIONES TEMPORALES /
FUTBOL VS. TOROS /
Op. / Ecuador
Op. / España
Op. / Venezuela
DIEGO VENTURA Y SU ARTE
PROHIBICIONES TEMPORALES
FUTBOL VS. TOROS
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.