inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

María Zaldumbide  
  Ecuador [ 05/03/2016 ]  
PERO...
“…pero no me hagas caso, lo que me pasa es que este mundo, no lo entiendo”…  

Esta es una frase de una preciosa canción de Luis Eduardo Aute: “Sin tu latido” y, definitivamente encierra la incomprensión que sentimos, por este mundo en el que nos ha tocado vivir.

¡Es cierto!, nos es imposible entender este mundo porque, parecería que ha perdido el rumbo, que ya no tiene un norte a dónde dirigir sus miradas.

Este es un mundo dónde, los políticos; elegidos por votación popular…¡ resultan electos por ofrecer “prohibiciones”!.  O lo que equivale a decir, resultan electos por declarar abiertamente que, atentarán contra la libertad del colectivo al que le prohibirán aquello que, ofrecen vetar.

Este es un mundo donde los medios sociales de Internet se llenan de comentarios de elogio a los “salvadores” gatos o perros, maltratados o abandonados pero, donde se dedican apenas un par de líneas a los miles de niños abandonados o maltratados.

Un mundo donde desadaptados ignorantes logran cinco minutos de fama por desnudarse ante las cámaras, tiñendo sus cuerpos de rojo, para “emular” el dolor de toro de lidia; mientras esas mismas cámaras, lamentablemente; apenas si cubren las historias de miles de mujeres maltratadas, ultrajadas, vendidas, prostituidas.

“…pero no me hagas caso, lo que me pasa es que este mundo, no lo entiendo”…  Es una verdad absoluta, no se puede entender un mundo donde se ha perdido el respeto; ¡si el respeto!, donde los grupos de poder se han olvidado que, sus derechos terminan donde comienzan los de los demás.

No es posible concebir un mundo donde, se respeta tanto a los animales que; se llega a perder el respeto a los seres humanos que piensan, sienten o actúan, de manera diferente o lo que es aún peor, a aquellos a los se concibe para luego, ¡negarles el derecho a nacer!.

Hoy cumple años, cincuenta; ¡que no son pocos!, una bella señora a la que;  la intransigencia, la prepotencia y el despotismo de una mayoría privó de su gloria, de sus éxitos, dolores, historias…

La querida y añorada Plaza de Toros Quito hoy, por decisión arbitraria de una supuesta mayoría, está abandonada.  En sus corrales ya no escuchan los bramidos y el repiqueteo de las pezuñas ansiosas de los toros, sus gradas ya no se visten de colores, ya no suenan en ella clarines y timbales para dar paso a “la más culta de las fiestas”.  Sus “Trompudos” no están en sus escalones de General, animando al público que tarde a tarde, atiborraba su aforo.

Hoy, al pasar cerca de ella; se escucha un silencio que parecería ser de muerte y que, (quizá por aquello de que, la esperanza es lo último que muere) los taurinos de Quito esperamos que, solo sea un letargo.

“…pero no me hagas caso, lo que me pasa es que este mundo, no lo entiendo”…  

Repetimos, no podemos entender porqué la arbitrariedad de unos y la absoluta falta de liderazgo de dos alcaldes en seguidilla, han condenado a los taurinos a no tener el derecho de ver lo que les gusta.

Han condenado a todos aquellos humildes quiteños y no quiteños que hacían su agosto en diciembre, desde hace cincuenta años; con las ventas en las afueras del Coso de Iñaquito a prescindir de esos dineros, cada día más necesarios en un país que; económicamente va a la deriva.

No se puede entender que la prepotencia del poder absoluto y la nulidad de los llamados a defender la cultura y las tradiciones quiteñas hayan dejado a un grupo de ciudadanos, (por pequeño que sea) sin su derecho; constitucionalmente garantizado, al trabajo.

La afectación que causó la “prohibición” de la fiesta brava en plenitud, tiene cientos de ramificaciones entre ellas, grandes cifras de ingresos que la municipalidad ha dejado de percibir por concepto de impuestos pero, ¡a quién le importa!, aquellos que ostentan el poder omnímodo en este país, lograron sus metas, que al final y a la postre, ¡era lo que importaba!.

¿Qué se vulneraron los derechos de una minoría, qué se dejó sin trabajo a muchos compatriotas, que se afectó a miles de conciudadanos directa o, indirectamente dependientes de la Feria de Quito?, ¡cierto! Pero, eso… ¿A quién le importa?.  

El poder central logró sus metas utilizando a la fiesta como cortina de humo, un minúsculo grupo de desadaptados consiguió ser conocido cuando antes, no los conocía ni su madre y ¡todos contentos!.

Mientras la cumpleañera de hoy, siga asentada allí; donde ha estado por los últimos cincuenta años; los taurinos seguiremos esperando que, cuando pase la tiranía e imperen nuevamente el respeto y la cordura, volvamos a gritar desde sus añoradas gradas un taurino, “Olé y viva Quito”.
 
   
  haznos tu página de inicio   
 
HOY ERA EL DÍA…
SAN ISIDRO NOS ESPERA
ECOS DE LA FERIA: Tuyo, Paco
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
HOY ERA EL DÍA…
SAN ISIDRO NOS ESPERA
ECOS DE LA FERIA: Tuyo, Paco
 
FRANCISCO JOSÉ ESPADA, la mano izquierda del arte
QUÉ ESPERA DE 2018
SAN ISIDRO 2018: Las Imágenes y los Recuerdos (I)
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
FRANCISCO JOSÉ ESPADA, la mano izquierda del ...
QUÉ ESPERA DE 2018
SAN ISIDRO 2018: Las Imágenes y los Recuerdos ...
 
“GOLPE DE ESTADO” EN EL CABILDO QUITEÑO /
LIVINIO STUYCK, CREADOR DE LA FERIA DE SAN ISIDRO /
CULTURA SOMOS TODOS /
Op. / Ecuador
Op. / España
Op. / España
“GOLPE DE ESTADO” EN EL CABILDO QUITEÑO
LIVINIO STUYCK, CREADOR DE LA FERIA DE SAN ...
CULTURA SOMOS TODOS
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.