inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Lázaro Echegaray  
  España [ 19/05/2017 ]  
EL HÉROE EN LA ACTUALIDAD
La pregunta la hacía no hace demasiado tiempo el escritor Julio Llamazares en el diario El País ¿Es el torero un héroe? Llamazares reflexiona sobre el acto de torear y lo que implica. Primero hay que plantearse qué es realmente un héroe y añadido a esto, si realmente quedan héroes en algún orden de la vida actual. El diccionario de la RAE ofrece un montón de acepciones para el término ‘héroe’ y salvo esa que se refiere a los personajes de ficción y aquellos que en la mitología han nacido de un dios o diosa, todas ellas son aplicables a aquella persona que realiza la acción de torear. Persona ilustre y famosa por sus hazañas; Persona que lleva a cabo una acción heroica; En un poema o relato, persona que actúa de una manera valerosa y arriesgada; Persona a la que alguien convierte en objeto de su especial admiración. De acuerdo con todas estas definiciones, es claro que el torero es un héroe y que viene siéndolo desde aquel momento en que la sociedad empezó a tratar al toro, allá por la prehistoria. Es, sin embargo, en estos tiempos modernos cuando una pregunta de este tipo recorre los medios y genera cierta controversia en la respuesta. Sobre todo en esta sociedad actual donde el concepto de héroe ha sido extrapolado, no se sabe si por la perversión del lenguaje o por la de los propios tiempos, dos perversiones que corren de la mano, a campos que verdaderamente no tienen que ver con la heroicidad sino más bien con la habilidad, la agilidad, la maestría en la ejecución de algo. Así la sociedad actual convierte en héroes a deportistas, y a pocos más. Intento encontrar en mi memoria aquellos personajes a los que se les ha otorgado el título de héroes últimamente y apenas aparecen jugadores de fútbol, tenistas y corredores de coches o motos. Desde luego, y de acuerdo con la RAE, todos ellos tienen motivos justificados para ser convertidos en tales: son ilustres por sus hazañas; llevan a cabo acciones heroicas –consideradas heroicas; actúan de manera valerosa y arriesgada –habría que hacer un análisis sobre lo que se considera que es riesgo hoy y la relación que tiene con la vida y la muerte- y son convertidos en objeto de admiración, en ocasiones de veneración. Pero hay algo que no cuadra en todo esto, y precisamente tiene que ver con el riesgo. Creo que hay algún concepto que podría añadirse para hacer más completa la definición, la RAE me perdone: la puesta en juego de la propia vida en el desarrollo de la acción heroica. El riesgo. Pero en la vida moderna, donde todo se edulcora, el concepto del riesgo ha experimentado un cambio en el significado y así damos como acción arriesgada aquella que lleva a un actor a realizar una acción sin seguridad total de éxito, acción que no implica un  trágico final, y por tanto, acción intrascendente. 

En ocasiones los medios nos cuentan la historia de auténticos héroes que lo son a ojos de todos precisamente porque en su acción han jugado con la posibilidad del trágico final. Como aquel profesor que tras defender a una mujer de su agresor pasó multitud de días hospitalizado, los policías que se enfrentan cada día al peligro de combatir la delincuencia y el terrorismo, o incluso el político que un acto de honestidad se atreve a tirar de la manta. Hay trascendencia en esas acciones, mucha más que en fallar un gol tras una decisión de ataque arriesgada. 

En la extensión del término, la heroicidad se ha aplicado a cualquier mediocridad, y en eso han tenido mucho que ver los medios de comunicación y las audiencias ávidas de idolatría. Curiosamente, es en el caso del toreo donde se observa cierta percepción social sobre la mediocridad y el anti heroísmo. Quizás la raíz de la cuestión se encuentre en el tipo de toro que se está lidiando, en las ínfulas de los propios toreros que, en su vanidad, son los primeros que se tildan de héroes y los primeros que no tienen prejuicios en culpar al animal, tótem, cuando se topan con el fracaso en sus actuaciones. Y eso no lo hacen los héroes sino quienes intentan simular que lo son. El concepto totémico del animal tiene además gran importancia, como comentábamos, pues el heroísmo surge tras su trato. Pero el toro que se está demandando hoy es una parodia de aquel toro que en otros tiempos fue y que imponía respeto solo con mirarlo. Eso ya no sucede. Por otro lado, la gesta que hace al héroe, se desvirtúa en la medida en que la estética se consolida como el valor más buscado en lugar de ser el paso posterior al dominio. 

En la percepción del concepto héroe tiene un valor más importante el hecho de jugarse la vida que el quitársela a otros. Cuando esto sucede, que un héroe quita la vida al oponente, se entiende que ese oponente debe generar una amenaza, un peligro. En ese caso el héroe está autorizado a segar vidas, pero siempre y cuando la suya también se exponga. Es difícil que el grueso de la ciudadanía hoy –no los aficionados- perciba ese peligro, entienda que el toro es causa de muerte, elemento peligroso. 
 
   
  haznos tu página de inicio   
 
PRESIDENTES DE CHISTE…
LA MEMORIA
HUELE A PODRIDO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
PRESIDENTES DE CHISTE…
LA MEMORIA
HUELE A PODRIDO
 
MORENITO DE ARANDA: Me marché muy contento de Burgos
LA PRESIDENCIA DE PAMPLONA
EL LOCO SUEÑO DE CERET
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
MORENITO DE ARANDA: Me marché muy contento de ...
LA PRESIDENCIA DE PAMPLONA
EL LOCO SUEÑO DE CERET
 
ESCUELAS TAURINAS EN ECUADOR /
EL FIELATO DE PAMPLONA /
NI POR POLITICA /
Op. / Ecuador
Op. / España
Op. / Venezuela
ESCUELAS TAURINAS EN ECUADOR
EL FIELATO DE PAMPLONA
NI POR POLITICA
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.