inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Pla Ventura  
  España [ 18/10/2017 ]  
AUREOLA

Han cambiado los tiempos a velocidad de vértigo y, al respecto en los toros hemos perdido algo esencial que se llamaba aureola. Es decir, años atrás en el toreo había partidarios de unos y otros toreros, de ahí la aureola que cito. ¿Qué pasaba? Que la rivalidad estaba servida, de ahí el inusitado interés que tenía la fiesta de los toros de cara al aficionado, algo que desdichadamente se ha perdido y bien que lo lamentamos los que todavía amamos la maravillosa fiesta de los toros.

Por miles de razones murió la llamada aureola que mantenía viva la llama del toreo y, en la actualidad, los toros son apenas una mera circunstancia sin repercusión alguna. Es cierto que los modos de diversión de las gentes son muchos y variados; pero no es menos verdad que la fiesta ha ido perdiendo interés por culpa de los organizadores que, trabajando para hoy y olvidándose del mañana, entre todos la mataron y ella sola se murió. Nunca se trabajó pensando en el mañana, en el futuro; nadie creyó que la fiesta podría decaer de la forma que lo ha hecho, razón por la que todos pensaban que el negocio podría ser eterno cuando la realidad, como se sabe, es muy distinta.


La foto nos muestra la realidad de la fiesta actual. Pura desdicha

El pan para hoy el hambre para mañana, a diario, se torna una realidad. Habría que innovar pero, ¿cómo se hace eso? Se preguntará todo el mundo. La respuesta no es nuestra, en este caso de los aficionados, pero sí de los taurinos que, como en todo negocio hay que renovarse o morir. Ya no se siega con la hoz, atrás quedaron las mulas que labraban los predios de España, el frío se combate con invernaderos para las hortalizas; así podría dar miles de ejemplos de cómo ha cambiado todo y, por desgracia, en el mundo de los toros todo funciona como hace doscientos años. No hemos evolucionado. Las cabezas pensantes se marcharon de vacaciones hace ya muchísimos años. Por ende, no nos hemos sabido adaptar a los tiempos actuales de ahí la desdicha que arrastramos a todos los niveles.

Quiero pensar que, los taurinos no sospechaban jamás que el aficionado, por miles de razones, fuera desencantándose de lo que habitualmente se le ofrecía, razón de la deserción de las gentes de las plazas de toros. Era lo previsto, claro; pero lo que no sospechaban nunca los empresarios taurinos los que, en ciertas épocas abusaron del aficionado de manera cruel y alevosa para llegar al ocaso que ahora mismo reina. Mucha miseria la que impera puesto que, en la actualidad, medio aforo en una plaza de toros ya lo consideran un éxito. ¿Cabe dislate mayor?

Sin aureola ni rivalidad, la miseria es una constante en la fiesta de los toros. Faltaba, eso sí, lo que nadie esperaba –y de eso no tiene culpa los empresarios- toda esa manada de buitres carroñeros dispuestos para erradicar la fiesta de los toros de nuestra piel de toro, amén de esos políticos aberrantes que, enfermos sin curación, han exterminado la fiesta de los toros en los lugares donde ejercen el poder, caso de Cataluña y tantos sitios más por el mundo.

¿Cuál es el resultado de todo lo dicho? Lo podríamos resumir todo en una sola palabra, MISERIA. Hace treinta años una figura del toreo se compraba una finca en cinco minutos mientras que, en la actualidad, hacen falta siglos de profesión para poder ordenar sus vidas. Y es lógico que así suceda. ¿Qué reparto se puede hacer en una plaza de toros en la que han acudido tres mil personas? No hace falta ser muy listo para comprender que la miseria está a la orden del día; el empresario no quiere perder, -ni debe hacerlo- los toros hay que pagarlos, los impuestos otro tanto de lo mismo, los precios no pueden subirse mientras que, los gastos generales son los mismos con media plaza que con un lleno hasta la bandera. ¿Quién paga las consecuencias? El último de la fila, es decir, los toreros, a los que se les arregla con lo poco que queda. Como decía, de haberse mantenido la aureola y la rivalidad, la fiesta hubiera seguido viva, pero como murieron aquellos valores que la engrandecieron, ¿qué queda? Apenas nada de lo que conocimos como la maravillosa fiesta de los toros. Que Dios nos pille confesados que nos hará mucha falta.

Foto: ABC.ES

 
   
  haznos tu página de inicio   
 
LA OPORTUNIDAD
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LA OPORTUNIDAD
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
 
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
 
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE TRADICIÓN! /
OPTIMISMO TAURINO /
REVIVE LA PUEBLA TAURINA /
Op. / Ecuador
Op. / Venezuela
Op. / México
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE ...
OPTIMISMO TAURINO
REVIVE LA PUEBLA TAURINA
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.