inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Lázaro Echegaray  
  España [ 20/10/2017 ]  
AUTORREGULACIÓN DE LA FIESTA
Ha terminado la temporada en España. Podríamos decir que a priori esta iba a ser una temporada en la que se marcaran ya determinadas tendencias ¿Qué va a pasar con el toreo? Termina la temporada en España con la feria de San Lucas que en esta edición mantiene la celebración de dos festejos encabezados los dos por el torero de la tierra Curro Díaz que además ha salido triunfador. Jaén no es la única plaza que encuentra reducido su programa llegando las fiestas del lugar, aunque esta reducción venga ya de años. Una circunstancia que viene repitiéndose en muchas ferias que acusaron el descenso de espectadores con los tiempos de la crisis y que llegó para quedarse. En ese aspecto, quizás las ferias taurinas hayan ganado algo en lugar de perderlo: el saber adaptarse a la realidad imperante. La crisis ya no puede ser una excusa para todo. 

Todo espectáculo debe estar programado acorde a su solvencia económica y los toros hace tiempo que dejaron de ser solventes con el número de festejos que se ofrecían. Esto se ha visto en muchas plazas. Hay algunas que por su trayectoria e importancia mantienen sus programas como antes de la crisis pero la continuidad de todos estos festejos en cartel empieza a ser ya un problema para algunos organizadores. Otras ven como su aforo ha bajado pero pueden seguir manteniendo la línea de festejos. Otras que decidieron bajar el número se mantienen ahora de forma más o menos correcta y otras, las menos, fueron bajando el número de festejos hasta desaparecer. El problema de las plazas en las que la fiesta de los toros ha desaparecido es que en sus ciudades no ha surgido ninguna movilización popular, ningún acto de protesta ciudadana. 

Llegados a este punto también interesa recapacitar sobre la posibilidad de que algunas de esas plazas que fueron viendo reducidos sus festejos hasta desaparecer hayan sido a la vez empujadas hacia un precipicio. Por un lado por parte de sus propietarios, en muchos casos ayuntamientos que observaban la feria taurina solamente como una parte más del programa de las fiestas del patrón o de la patrona. Así la programación entraba más dentro de la obligación que de la devoción y esto se solventaba ofreciendo la plaza al primero que estuviera dispuesto a gestionar un mínimo de festejos. Este tipo de plazas han visto cómo lo menos serio del empresariado taurino ha desfilado por ahí. La debilidad mostrada, en todos los ámbitos, ha sido lo que ha fortalecido la acción de los detractores que desde posiciones administrativas privilegiadas han decidido no convocar el concurso público o convocarlo de tal manera que el pliego echa para atrás al más osado de los empresarios.

Según desciende el número de festejos vemos que el espectáculo se regula según las leyes del mercado, como cualquier otra actividad cultural y económica. Bueno, como cualquiera otra no ya que siempre hay espectáculos en los que la administración, concretamente ayuntamientos y diputaciones, se compromete seriamente, donde no preocupa asistencia o maltrato animal porque en ellos se ve una razón localista y de patriotismo autonómico; en esas actividades no importa que se pierdan los dineros ni que se dañe la moral de la población. 

De alguna manera, la fiesta de los toros ha sufrido una autorregulación. Pero hay un problema. Un desajuste. Si ya en los tiempos de bonanzas y de ferias de segunda y tercera categoría con muchos espectáculos no había sitio para todos, hoy esa cuestión se agrava. No es posible dar cabida a todos los nombres que pululan por ahí. Ha habido un relevo generacional, quién puede negarlo. Pero también se ha observado que las máximas figuras continúan aferrándose a su puesto y aparte de lo que pueda ofrecer su magnánimo arte, cuando surge que no es siempre, terminan cansando al personal. Mientras tanto, muchos nombres válidos, capaces, duermen en un sueño injusto por forzado. Esta situación se enquista cada vez más y la pescadilla ya no es que se muerda la cola es que se vicia en ese acto y no hay manera de hacerla volver a su ser. Y lo que parecía ser una autorregulación de la fiesta, que por otro lado era necesaria, dejar ver los mismos problemas de siempre. Podemos buscar soluciones si a alguien le importa pero no parece que vayamos a dar con la tecla del equilibrio. 
 
   
  haznos tu página de inicio   
 
LA OPORTUNIDAD
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LA OPORTUNIDAD
PROTAGONISMO PARA LIMA
MI PASO POR TOMELLOSO
 
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
CURRO DÍAZ: LA SUPERACIÓN COMO META
VICTORINO MARTÍN ANDRÉS
EXPOSICIÓN RETRATOS TAURINOS DE BERNAR
 
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE TRADICIÓN! /
OPTIMISMO TAURINO /
REVIVE LA PUEBLA TAURINA /
Op. / Ecuador
Op. / Venezuela
Op. / México
¡PLAZA BELMONTE QUITO 2017- 100 AÑOS DE ...
OPTIMISMO TAURINO
REVIVE LA PUEBLA TAURINA
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.