inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Pla Ventura  
  España [ 01/03/2018 ]  
ASÍ NO, ENRIQUE PONCE

Tras treinta años de torería del maestro Enrique Ponce, a estas alturas de su vida artística nadie puede ensombrecer lo que ha sido una carrera ejemplar como la suya puesto que, a lo largo de tantos años, pese a su condición de figura, Enrique Ponce ha matado todo tipo de encastes; con más o menos comodidad, pero siempre dando la cara dada su condición de figura máxima del toreo, incluso, el pasado año, en Madrid, puso la plaza boca abajo con su torero armónico y de buen gusto.

Como digo, nadie puede discutir la carrera de este diestro modélico en muchos aspectos de su vida. Ahora bien, que sea él mismo el que empañe su carrera, eso es el despropósito más grande que pudiéramos hallar en su larguísima trayectoria como matador de toros. Todos queremos la comodidad, de ahí que prefiramos sentarnos en un cómodo sillón, antes que en una banqueta de hierro, dicho como ejemplo de lo que todos aspiramos. Pero algo muy distinto es que un torero de la categoría de Enrique Ponce engañe a los “indios” de América con el tipo de toros que allí suele torear, el ejemplo lo tenemos en la fotografía que adjuntamos.


Si a eso le llaman toro que baje Dios y lo certifique

Seguramente todos los toros que Ponce ha lidiado en América no serán como el que mostramos en la foto pero, vergüenza debería de darle al diestro haber sido capaz de “atentar” contra el bolsillo de aquellas nobles gentes que, en cualquier país de América, para ellos, un boleto para ir a los toros es tan caro como la mensualidad de una hipoteca para cualquier español. Los “indios” de América, dicho con todo cariño y con el máximo respeto, no saben más, y quizás tampoco aspiran a ello. Pero esa actitud tan noble de dichos aficionados no le da licencia a nadie para burlarse de ellos que, a diario, acuden a las plazas de toros con el corazón en la mano, y mucho más en el caso de Enrique Ponce que, para ellos es todo un milagro poder ver al ídolo español.

Como digo, ese ídolo debería tener la decencia de pensar en esas personas que, repito, ellos sabrán el esfuerzo que habrán hecho para comprar el boleto; muchos, seguro estoy, hasta se habrán empeñado para poder comprar la entrada a plazos. Siendo así, que Enrique Ponce se burle de esas pobres gentes me parece un acto ruin y deleznable. Es cierto que, ese animalito que mostramos en la foto puede hacer daño; como dice un axioma al respecto, el toro, hasta con el rabo puede hacerte daño. Pero no es esa la cuestión que aquí tratamos; se presupone que un matador de toros tiene que matar un toro digno, nunca un animalito que, en España, no pasaría ni en las novilladas sin caballos.


Otro compatriota nuestro protagonista de la farsa

Y lo triste de todo es que se trata de una cuestión de comodidad, nunca de aptitud puesto que, como dije, Ponce puede con cualquier clase de toros que tenga delante; hasta sería capaz de pegarle pases a una farola y muchos quedarían encandilados con ello, nunca mejor dicho por lo del candil. Un hecho muy lamentable el que tenemos que contar, algo que nos corroe el alma puesto que se trata de un compatriota nuestro que ha ido a América para burlarse de unos nobles aficionados que, con más corazón que conocimientos, han acudido a las plazas para ver a su ídolo. No diré el nombre de la plaza por no humillar a dichos aficionados, pero Ponce y sus compañeros saben dónde hicieron el acto más innoble que pudieran acaudalar en sus vidas.

Eso se llama hacerle daño a la fiesta y, en el caso citado todavía mucho peor porque se trata de unos aficionados indefensos que, llenos de afición, ataviados con un esfuerzo ímprobo, acudieron a su plaza con la ilusión ver a su torero con un toro y, lamentablemente, vieron al torero, pero con un animalito al que cualquier chaval sin caballos le hubiera dado vergüenza su lidia. No entenderé nunca como un torero de la talla de Enrique Ponce, casi al final de su carrera –eso lo pienso yo, porque igual dura veinte años más como matador de toros- quiere ensombrecerla con esas patrañas inadmisibles como la que mostramos en la foto citada toreando esos becerros sin trapío ni apenas pitones.

 
   
  haznos tu página de inicio   
 
¿A DÓNDE VAMOS?
SEGUIMOS EN SAN ISIDRO…
MATADORES DE TOROS EN EL MUNDO, la obra de Picamills
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
¿A DÓNDE VAMOS?
SEGUIMOS EN SAN ISIDRO…
MATADORES DE TOROS EN EL MUNDO, la obra de ...
 
SALVADOR SANTORO, autor del libro En Corto y por Derecho: LINARES TAURINO, nos muestra sus impresiones
QUÉ ESPERA DE 2018
SAN ISIDRO 2018: Las Imágenes y los Recuerdos (y III)
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
SALVADOR SANTORO, autor del libro En Corto y ...
QUÉ ESPERA DE 2018
SAN ISIDRO 2018: Las Imágenes y los Recuerdos ...
 
SIMÓN CASAS NOS QUIERE ECHAR DE LA PLAZA /
DIEGO VENTURA Y SU ARTE /
PROHIBICIONES TEMPORALES /
Op. / España
Op. / Ecuador
Op. / España
SIMÓN CASAS NOS QUIERE ECHAR DE LA PLAZA
DIEGO VENTURA Y SU ARTE
PROHIBICIONES TEMPORALES
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.