inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Jorge García Romo  
  Ecuador [ 12/05/2018 ]  
VERDAD E IMPORTANCIA DEL FESTEJO TAURINO
Cuando en Madrid se ha iniciado la feria de San Isidro y el mundo del toro bravo se apresta a presenciar la más larga actividad taurina del año, en forma consecutiva, desde Quito – Ecuador, en la mitad del mundo, donde lamentablemente, no tenemos esa suerte pues, a partir del 7 de mayo del 2011, gracias a la malhadada consulta popular, la feria “Jesús del Gran Poder” ya no se realiza, tenemos que mirar a través de programas taurinos especiales que, por “mandatos” del grupo de “seres raros” (enemigos de la tauromaquia) que existen en el mundo del toro bravo, ni siquiera nos permiten mirar a la hora que estos se realizan, sino en las primeras horas de la madrugada, ya que, según han mencionado, eso se ha tomado como decisión, para que “por lo menos”, a los aficionados taurinos ecuatorianos, nos “cueste levantarnos para poder verlos”. Sin embargo, como estos individuos no piensan, se olvidaron del Internet, ¿verdad?


Con el capote

Por lo tanto, es obligatorio -en cierta forma-, que quienes tenemos la posibilidad de poder escribir y hacer conocer cosas que ocurren en el mundo de la fiesta breva, así sea a distancia de la real acción, que hablemos de cosas que, pese a su verdad e importancia, muchos de los nuevos aficionados, están dejando a un lado y, convirtiendo nuestra hermosa tauromaquia -a momentos- en simples espectáculos que, en lugar de tener la fuerza, el sentimiento y la pasión que debería tener un festejo taurino, se convierten en simples remedos de actos circenses. Esto ocurre en varios lugares, lamentablemente, también en la capital ecuatoriana, donde está prohibido cumplir con el tercer tercio de la lidia; y, por lo tanto, cuando se hace un festejo taurino público, no es un festejo taurino a la usanza española, sino que, es algo que se parece, pero nada más (?).


Suerte de varas

Escuché detenidamente al matador Morante de la Puebla en una parte de la entrevista que le hicieron en Tendido Cero el sábado anterior, y muchas cosas de las que él dice, como matador de toros que es, tiene toda la razón. Sobre todo, cuando se refiere a la mística que debe existir en una corrida de toros, ya que, se trata de “un ritual” taurino en un “templo” o, para poder entender, en un coso taurino. Todos quienes amamos a la mejor de las fiestas, conocemos que se trata de algo maravilloso, y que, tiene que tomárselo como si fuera una “misa” -en la religión que tenga cualquier persona-, al cumplir con todo lo que señalan las leyes que formaron e hicieron posible llevar adelante, a la tauromaquia.


Banderillas

Ante esta situación, me voy a permitir recordar lo que significa, la verdad  y la importancia que tiene un festejo taurino, cuando se cumplen los tres tercios de la lidia del toro bravo. Ya que, en algunos lugares, con decisiones equivocadas de las autoridades de plaza; y/o, con el “desconocimiento”, que dicen tener, algunos seres humanos que se mezclan entre los verdaderos aficionados taurinos, para que traten una vez más, de comprender lo que están pidiendo los toreros, que creen en lo que hacen y, en los empresarios que, al parecer, solo tratan de tener llenos completos y, por ende, ingresos multimillonarios.

El primer tercio, es el tercio de varas, el que fuera en tiempos pretéritos la base fundamental de la tauromaquia, supone hoy en día, un trámite tan denostado como mal entendido. La colocación de la puya es importante, ya que, puede ocasionar lesiones si cae demasiado baja o trasera y, eso significa, que dificultarán el comportamiento del animal en la muleta.


Con la muleta

“Cuando se ejecuta bien, cumple con tres objetivos fundamentales: descubrir las condiciones de bravura, temperamento y comportamiento del toro, o sea que, es cuando se aprecia si es astado es bravo o manso; si es fijo o distraído, si es pronto o tardo, si humilla, si recarga, si embiste apretando con un pitón y metiendo los riñones, si trata de quitarse la vara y hace sonar el estribo, si es fuerte o blando y, muchas cosas más; ahormar al toro para su lidia y muerte, mediante puyazos breves, bien colocados y dosificados, restándole poder y corrigiendo defectos de su embestida; y, cuando las condiciones son las propicias, para crear belleza con el espectáculo incomparable del toro bravo en acción; cuando se arranca con alegría al caballo y recarga, retorciendo la cola –indicador inconfundible de genio y bravura- y puesto nuevamente en suerte, repita una, dos, tres y más veces, sin acobardarse.
 
Por el contrario, cuando el tercio de varas se ejecuta mal -con el consabido e inmisericorde unipuyazo, tan frecuente en estos días-, los efectos son repudiables pues, se inutiliza el toro para la lidia, el ganadero se queda sin apreciar las calidades de su pupilo y, el aficionado llega a sentir repulsión y asco”.


Suerte suprema

El segundo tercio es el de banderillas, donde los subalternos que cumplen con esta actividad y que se llaman banderilleros, colocan los rehiletes en los lomos del animal, con el objeto de alegrar la embestida del toro y, como es lógico, darle un mejor espectáculo al público aficionado; sin embargo, existe la posibilidad de que el propio matador cumpla con este tercio y, con la gran habilidad que muchos tienen, se “coloquen al público en el bolsillo”. El último tercio de la lidia, con una enorme importancia para el espectáculo y para que termine su tarea el matador, se denomina tercio de muerte; y, es cuando el diestro de turno, no solamente utiliza con maestría la muleta, con tandas templadas y bajando la mano, sino que, tiene siempre dos opciones: si el toro es realmente bravo, puede llegar a demostrar que en el conjunto, merece que se lo indulte, para que pueda volver a la ganadería, para padrear y conseguir que, esa bravura, llegue a nuevos astados y se incremente el toro bravo en la fiesta; y, si eso no se logra conseguir, el matador de turno pueda igualar al astado, colocarle la espada en toda la cruz, y pueda pasaportar a su adversario y conquistar triunfos, cuando Usía le conceda los máximos trofeos.
 
Gráficos a plumilla: Internet

 
   
  haznos tu página de inicio   
 
PAMPLONA, PADILLA Y ROCA REY
SAN FERMÍN O LO QUE QUEDE
TORERO, SIEMPRE. A.S.P.
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
PAMPLONA, PADILLA Y ROCA REY
SAN FERMÍN O LO QUE QUEDE
TORERO, SIEMPRE. A.S.P.
 
ÁNGEL GONZÁLEZ JURADO: Por la calle Alcalá hasta Las Ventas
QUÉ ESPERA DE 2018
SAN ISIDRO 2018: Las Imágenes y los Recuerdos (y III)
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
ÁNGEL GONZÁLEZ JURADO: Por la calle Alcalá ...
QUÉ ESPERA DE 2018
SAN ISIDRO 2018: Las Imágenes y los Recuerdos ...
 
A PROPOSITO DE OFENSAS /
FRANCIA, CAMPEÓN DEL MUNDO… EN LA SUERTE DE VARAS /
VER EL FUTURO DESDE PAMPLONA /
Op. / Venezuela
Op. / México
Op. / España
A PROPOSITO DE OFENSAS
FRANCIA, CAMPEÓN DEL MUNDO… EN LA SUERTE DE ...
VER EL FUTURO DESDE PAMPLONA
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.