inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 

Pla Ventura  
  España [ 25/09/2018 ]  
EL REFERÉNDUM DE IGLESIAS

La bendita democracia ha traído al espectro político a tipos como Pablo Iglesias que, como se demuestra, su única ilusión es destruir y, ante todo, prohibir. Fijémonos si es grande la democracia que, tipos como el citado, tienen voz y voto en el Congreso de los Diputados, algo que no creíamos jamás que pudiera suceder.

Al descerebrado aludido, ahora se la ha ocurrido proponer hacer un referéndum para exterminar para siempre la fiesta de los toros, claro que, en realidad habría que hacerlo proporcionalmente a la inversa, es decir, preguntarle el pueblo español si admite a un tipo como Iglesias como diputado del Congreso y, lo que es peor, como aspirante a Presidente del Gobierno. Por cierto, ¿Cuántos puestos de trabajo ha creado el tal Iglesias? ¡Ninguno! Eso sí, los quiere destruir por cientos de miles.


Este afiche habla de no votar; eso haremos, no votaremos sobre Iglesias

La incultura de tipos como el citado que dicen ser profesores, es latente y de puro manifiesto. Cualquiera está en su derecho de que no le gusten los toros, ha pasado siempre y nunca ha ocurrido nada. Pablo Iglesias –vaya apellido para un ateo- quiere emular a los dictadores como Rafael Correa que se cargó la fiesta en Ecuador, a Gustavo Pedro que tuvo cerrada la Santa María de Bogotá mientras él fue un funesto alcalde de la capital de Colombia. Para su suerte, tiene como aliado a un tal Pedro Sánchez que, con toda seguridad, apoyará dicho referéndum porque lo que huela a los toros les importa una mierda; es decir, todas estas gentuzas se apoyan en el maltrato animal y nadie es capaz de pensar en las raíces de la fiesta, en su idiosincrasia, en su cultura ancestral, en los cientos de miles de puestos de trabajo que produce dicha fiesta.

Como erradicación de la cultura al respecto de la fiesta de los toros, Pablo Iglesias, una vez haya logrado su referéndum le consejo que vaya al Museo del Prado y lo incendie porque allí dentro hay muchos ancestros taurinos; de igual modo, es aconsejable que rocíe con gasolina la Biblioteca Nacional porque allí dentro anidan miles de libros dedicados a la fiesta de los toros. Ese trabajo es imprescindible que lo haga para que, de tal modo no quede vestigio alguno que nos pueda recordar la fiesta de los toros.

Es triste que todavía queden gentes que secunden a tipos como el citado, los que pregonan el comunismo pero prefieren vivir en lujosas casas en la sierra porque allí no hay contaminación; eso sí, les hacen creer a los ignorantes que lo ideal es vivir en un pisito de cuarenta metros en Vallecas, hablando de Madrid. O sea que, la doctrina que pregonan es pura mentira para que les crean esos millones de ignorantes que, pobrecitos, sin más luces que su buena voluntad, creen a estos dictadores que tienen muy buenas palabras pero muy malas acciones, Iglesias es el prototipo de lo dicho. Decía el maestro Cabral que solo le tenía miedo a los boludos porque son muchos y, además, por dicha razón, en ocasiones hasta eligen al presidente de un país. No es nuestro caso porque tenemos un presidente que no lo ha votado nadie, cosas de la maravillosa democracia.


Un fugado y otro que en cualquier momento puede hacer lo mismo

Lo peor de Pablo Iglesias no son sus hechos que de por si son lamentables; se compra una casa como cualquier rico y le sigue haciendo creer a los pobres que es uno de ellos; mentir es su tarea. Lo triste no es que abogue por la celebración de un referéndum contra la fiesta de los toros, lo lamentable de la cuestión es que tenga personajes tan siniestros como él que le secunden dentro del Congreso de los Diputados, tampoco es nada extraño porque allí dentro anida cada personaje de auténtico libro; es decir, gandules y con malas ideas. Señora, si tiene usted un hijo inútil, no lo tire, no lo mate, ínstele para que se haga político y tendrá él la vida resulta; él y usted, a las pruebas me remito.

Hay un refrán que nos dice que la ignorancia es muy atrevida. ¿Habrá profundizado alguna vez Pablo Iglesias en las consecuencias que podría reportarle a España el hecho de que se exterminaran las corridas de toros? No lo digo ya en el aspecto cultural que ya es muy grave; lo digo en el sentido de la gran riqueza que se perdería en nuestro país porque un gracioso ha tenido una idea “brillante”. Para Iglesias dicha hecatombe no significaría nada porque él seguiría cobrando del diablo, es decir, de todos los que honradamente pagamos nuestros impuestos para que vivan dichos desaprensivos.

Lo triste debe ser que, miles de personas de izquierdas, aficionados a los toros, amantes de la cultura que engendra dicha fiesta y sabedores de los miles y miles de trabajo que la misma proporciona, me cabe la seguridad que seguirán siendo de izquierdas, pero maldecirán al autor de dicha idea porque, como el mundo sabe, se puede ser de izquierdas y cabal; tampoco es que haya muchos, pero doy fe de que los hay.

 
   
  haznos tu página de inicio   
 
LA POLICÍA NO ES TONTA
SE ACERCA EL FINAL…
TALAVANTE LO DEMOSTRÓ
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
LA POLICÍA NO ES TONTA
SE ACERCA EL FINAL…
TALAVANTE LO DEMOSTRÓ
 
LUIS MIGUEL VILLALPANDO: Mi felicidad no tiene precio
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LA FERIA QUE LO CAMBIA TODO
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
LUIS MIGUEL VILLALPANDO: Mi felicidad no ...
¿QUÉ HA SIDO LO MEJOR DE LA TEMPORADA 2018?
LA FERIA QUE LO CAMBIA TODO
 
¿ES MEJOR EL SORTEO PARA EL FUTURO? /
EN CORTITO LARGO /
VERGÜENZA TORERA /
Op. / Ecuador
Op. / Venezuela
Op. / México y Estados Unidos
¿ES MEJOR EL SORTEO PARA EL FUTURO?
EN CORTITO LARGO
VERGÜENZA TORERA
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.