inicio / opinion y toros
 
   
   
Inicio
Editorial
Opinión
División de Opiniones
El Arte del Rejoneo
Reportajes
Mano a Mano
Tribunas
Noticias
San Isidro
Enlaces
Novedad Quiénes somos
Buscador OyT
   
 
Previsión del tiempo para MADRID
 
 
   
  PUYA DE PICAR DE CURRO RIVERO  
   Por Francisco García 'Curro Rivero' - Picador de toros de España
[ 14/01/2017 ]
 
     
 

DESCRIPCIÓN: La nueva puya de picar tiene externamente la misma apariencia que una puya de las  reglamentarias, conservando similares dimensiones. Su principal diferencia radica en la  particularidad de que se ha introducido un mecanismo que permite que una vez la puya  haya entrado hasta la cruceta, ésta retrocede y arrastra internamente la pirámide cortante  que queda oculta dentro de la zona que corresponde al encordelado.

FUNDAMENTOS: La nueva puya de picar pretende en la medida de lo posible resolver los inconvenientes  que plantea la puya reglamentaria actual, esto es:
La puya que contempla el actual reglamento está constituida por una pirámide de acero  de base triangular con tres aristas afiladas seguida por una zona encordelada que se continúa hasta la cruceta que actúa como tope.

Esta  puya  reglamentaria  actual  penetra  atravesando  la  piel  del  toro,  y  una  vez  se encuentra dentro de la anatomía del animal sigue cortando sin discriminación alguna  entre cualquier tipo de tejido ( muscular, nervioso, ligamentos, tendones, vascular, óseo,  cartilaginoso…) pues como es lógico y los estudios realizados así los confirman, cada  movimiento que se produzca sea por parte del conjunto caballo picador o el toro se  traduce en una nueva trayectoria o aumento en las dimensiones de las heridas.

Las lesiones provocadas por la puya reglamentaria actual (usada desde el año 1962)  producen en innumerables ocasiones la inutilización de los toros o mermas que dan al  traste con lo que pudieran haber sido importantes faenas con el consiguiente triunfo para  el torero y el ganadero, así como satisfacción para el público que acude a presenciar  dichos espectáculos.

Según se ha podido constatar en estudios veterinarios efectuados sobre una muestra de  90 toros picados con la puya reglamentaria actual, la longitud de las trayectorias en  muchos casos superaba hasta en cuatro veces la longitud de la puya.

El tema de los daños nocivos para la lidia provocados por la puya ha sido objeto de  debate en el mundo del toro desde hace más de cien años, con la salvedad de que éstos  antes que solucionarse se han ido agravando considerablemente con el correr de los  años, llegando a la situación actual que es la más negativa en ese sentido, ya que la puya  ha ido evolucionando hacia un modelo que es la actual reglamentaria que es la más  lesiva por sus características que la diferencian mucho de las que la han precedido, así  mismo tenemos que sumarle la evolución en cuanto al tipo de caballo utilizado que  multiplica el poder lesivo de aquella en cuanto que el toro permanece durante más  tiempo a merced del picador y le aporta un mejor punto de apoyo para recargar en el  cometido  de  provocar  lesiones  de  mayores  proporciones,  independientemente  del  quebranto  físico  que  supone  la  pelea  con  un  animal  de  tamaño  y  peso  tan desproporcionados.

En base a todo lo anterior y mi experiencia como picador de toros desde el año 1.991,  acometí la tarea de diseñar un modelo de puya que siendo lo más parecida a la que se  usa en la actualidad, remediara en la medida de lo posible sus inconvenientes.

Dado que modificar las características del caballo utilizado (raza y disminuir el peso)  sería repercutir en la seguridad de los picadores aumentando el riesgo que tendrían que  asumir, considero que una forma de beneficiar la lidia en su conjunto sin que ningún  colectivo se sintiera perjudicado sería disminuir el poder lesivo de la puya.

La puya de mi invención (en teoría y en prácticas realizadas hasta el momento) consigue  esto, pues una vez ha entrado hasta la cruceta y al ocultarse la pirámide cortante en el  interior de la zona encordelada, la longitud de puya dentro del toro sigue siendo la  misma, pero desaparece la acción de seguir cortando en sentido lateral y provocar más  trayectorias, disminuyendo así la probabilidad de seccionar estructuras anatómicas que  son necesarias al toro para mantenerse en unas condiciones optimas para el transcurso  de la lidia. De esta forma pretendemos que la suerte de varas más que una merma  provocada exclusivamente por las lesiones anatómicas (que en muchas ocasiones son  invalidantes)  sea una merma combinación entre lesiones anatómicas y desgaste físico  que tiene menos probabilidades de provocar la inutilización del toro.

Hasta el momento, desde que se realizó el primer modelo, hemos picado 51 toros a  puerta cerrada con esta nueva puya, y basándonos en las condiciones en que quedan los  toros tras ser picados las conclusiones han sido muy favorables en el sentido de que se  consigue el objetivo propuesto.

Los 51 toros correspondían a distintas ganaderías: Torrestrella, El Torero, Algarra, Albarreal, Murube, Juan Pedro Domecq, Miura, Clotilde Calvo y Gavira.

Considero que el número de toros con los que hemos probado aún no es suficiente para  poder sacar conclusiones definitivas, pues cualquier estudio que se realice necesitaría de  una muestra lo suficientemente significativa para poder establecer las diferencias entre  lo nuevo y lo que existe hasta el momento, pero si que hemos podido comprobar que el  funcionamiento y el uso de la nueva puya por sus características no supone ningún tipo  de riesgo adicional con respecto al uso de la reglamentaria, y por tanto no pueda ser  asumido a la hora de utilizar una en lugar de otra.

Con la nueva puya se pretende aportar en beneficio de la Fiesta incidiendo sobre la  suerte de varas y la lidia en conjunto.

 
     
  Nota.- En aras de respetar siempre el original recibido, OyT no corrige su presentación, ortografía o puntuación, tal y como se indica en las Condiciones de Uso de esta Tribuna, siendo todo, como el texto, única responsabilidad de su autor.  
     
   
 
   
 
   
Tomás Atilano 15/01/2017  
 
La imprescindible y fundamental suerte de varas, que su razón principal es ahormar al toro para el tercer tercio, se ha desvirtuado actualmente, en algunos festejos nomas se simula, en otros por el contrario, se masacra al toro de una forma criminal, "la leona" usada en México es un ejemplo, urge reglamentar a nivel mundial en los países taurinos la manera de picar, así como el descabello y la puntilla, que en ocasiones se convierte en carnicería; mi enhorabuena para Curro Rivero por su magnífica iniciativa.
 
 
     
     
     
Para enviar tu comentario, es necesario REGISTRARSE previamente. Si has olvidado la contraseña, pincha aquí. Puedes ver aquí las NORMAS DE USO.
 
  E-mail  
 
Contraseña
 
 
 
  Opinión
 
 
 
 
 
     
  haznos tu página de inicio   
 
SOBREVIVIR Y CONMOCIÓN
LLEGA EL MOMENTO
ECOS DE LA FERIA: El triunfo es el que nos congratula a todos
Op. / Castro
Editorial del Mes
Op. / Plá
SOBREVIVIR Y CONMOCIÓN
LLEGA EL MOMENTO
ECOS DE LA FERIA: El triunfo es el que nos ...
 
PEPE MORAL: TRIUNFO LEGÍTIMO ANTE LOS MIURAS
GANADERÍAS ‘Pan de molde’
SAN ISIDRO 2017: Las Imágenes y los Recuerdos (II)
Mano a mano
Div. Opiniones
Reportajes
PEPE MORAL: TRIUNFO LEGÍTIMO ANTE LOS MIURAS
GANADERÍAS ‘Pan de molde’
SAN ISIDRO 2017: Las Imágenes y los Recuerdos ...
 
TOROS EN ZONA CENTRAL / Francisco García 'Curro Rivero'
MAGIA EN MADRID / Francisco García 'Curro Rivero'
INEVITABLE REALIDAD / Francisco García 'Curro Rivero'
Op. / Ecuador
Op. / España
Op. / Venezuela
TOROS EN ZONA CENTRAL
MAGIA EN MADRID
INEVITABLE REALIDAD
TODAS LAS NOTICIAS DE CADA PAÍS
España   Francia   Portugal   Colombia   México   Ecuador   Perú   Venezuela 
 
Compra tus entradas en servitoro
 
Oyt en Facebook
 
Oyt en Twitter
 
 
     
 
 
 
     
escucha el pasodoble  
 
 
   
  opinionytoros.com opinionytoros.es  
© diseño web BIT FACTORY, S.L.